5 métodos caseros y naturales para combatir las cucarachas

Las cucarachas son los insectos más desagradables y difíciles de combatir del hogar, porque son muy resistentes y tienen una enorme capacidad de reproducción. Una sola cucaracha hembra genera una descendencia de más de 30 000 cucarachas en un año.

Si bien no buscan el contacto con los humanos y no pican, son peligrosas para la salud. Propagan bacterias por la casa, y pueden transmitir enfermedades y provocar alergias o asma.

Por eso es importante combatirlas, aunque muchas veces los venenos y productos químicos que se utilizan también son perjudiciales para la salud. Sin embargo, hay elementos del hogar más económicos, menos tóxicos y muy eficaces a la hora de enfrentarse con las cucarachas.

Bicarbonato de sodio

Es una buena alternativa a los productos tradicionales cucarachicidas. Se mezcla con azúcar, para atraer a los insectos, y se coloca en recipientes abiertos y poco profundos, en los lugares donde habitualmente vemos cucarachas.

Suavizante para la ropa

Sirve únicamente para matarlas cuando las vemos, pero no tiene efecto residual. Rociar a los insectos con una dilución de suavizante y agua, hace que se asfixien, ya que respiran por la piel.

Café

Usando el residuo de la colada de café, podemos deshacernos de estos insectos. Se colocan los restos de café en un recipiente pequeño, que a la vez se mete dentro de un frasco con agua, que no llegue a cubrir el café. Los desagradables insectos se sentirán atraídos por el aroma, pero quedarán atrapadas en el frasco. Se debe repetir este sistema cada día, y en un tiempo se dejarán de ver cucarachas en la casa.

Amoníaco

Generalmente limpiamos las superficies de la cocina con lavandina, para asegurarnos su desinfección. Pero si lo hacemos con amoníaco mantendremos alejadas a las cucarachas, que no soportan su olor.

Limpiar pisos y mesadas con amoníaco diluido, usando un trapo húmedo. En unas semanas el permanente olor hará migrar a estas criaturas.

Laurel

Las hojas de laurel, muy usadas para aromatizar salsas y tucos, son repelentes de insectos, tanto cucarachas como moscas de la fruta. Se muelen las hojas secas y se esparce el polvo por los lugares donde sospechamos que anidan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.