Cafiero admitió que el gobierno se equivocó al confiar que las vacunas llegarían en las fechas acordadas

 

Es un error que debemos asumir”, dijo el jefe de Gabinete sobre la escasez de dosis en la Argentina. “Se subestimó el cuello de botella internacional”, agregó.

En el primer día del cierre estricto, el jefe de Gabinete de la Nación reconoció que el Gobierno se equivocó en las previsiones sobre las vacunas con las que contaría Argentina.

 

“Quizás ha sido un error que debemos asumir. Confiamos en una producción que se podía dar en tiempo y forma como estaba en los contratos y quizás se subestimó el cuello de botella internacional que tuvo la producción de vacunas”, admitió Cafiero.

Al mismo tiempo, mencionó una conducta previsible: “Los países que tenían la planta productora, se quedaron con la inmensa mayoría de las vacunas”, admitió.

No obstante, el jefe de ministros no cedió en la postura del Gobierno frente a Pfizer y la decisión de no negociar con el laboratorio. “Seguimos trabajando con todos los laboratorios, lo que sucedió con Pfizer fueron diferencias contractuales y después en la posibilidad de las entregas con las fechas”, reiteró.

“No es difícil firmar un contrato, sino que te entreguen las vacunas por las que vos firmas”, argumentó sobre los faltantes.

En el mismo sentido, se respaldó: “No somos una excepción. Cuando uno ve el promedio mundial de vacunas, y sobre todo en el Hemisferio Sur, se ve que Argentina está muy por encima del promedio”.

Pero admitió: “La vacunación es más lenta que lo que nosotros y todos hubiéramos deseado, sí”.

Y aseveró: “Vamos a vacunar a todos los argentinos y argentinas que así lo deseen. El 72,5% de los mayores de 60 años del país ya recibió al menos una dosis”. El jefe de Gabinete adelantó que se espera que esta semana llegue “un embarque de Sputnik V que traiga segundas dosis”.

Fuente 0291 y tn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.