Cárcel de Devoto: tras más de nueve horas de extrema tensión, los presos levantaron el motín

Hay 11 agentes heridos con quemaduras leves, se descartó la presencia de víctimas fatales y aseguraron que se dio un inicio de diálogo con las autoridades.

Después de varias horas de violencia, los presos de la cárcel de Villa Devoto determinaron levantar el motín en reclamo de prisión domiciliaria por temor a contagios de coronavirus (Covid-19), luego de firmar un acuerdo con las autoridades de diversas áreas de Gobierno.

El acta que firmaron los representantes
del Gobierno Nacional con los internos.

La revuelta, que dejó como saldo once penitenciarios heridos, comenzó alrededor de las 9:20 de este viernes cuando el grupo de presos, cerca de 40, de la Unidad 1 del penal tomó el control del sector y comenzaron a subir a los techos, tirando piedras hacia la calle.

Amotinados, los reclusos colgaron una bandera con el siguiente mensaje: «Nos negamos a morir en la cárcel». Prendieron fuego colchones, sacaron las chapas del techo con palos y arrojaron proyectiles a los alrededores.

De momento, lo único que se sabe del acta firmada es que “se permitirá efectuar recorridas por los pabellones para comprobar el estado de los mismos”. Sin embargo, un grupo de presos se mantiene por ahora en los techos de un sector del penal.

«Hay casos confirmados de coronavirus, varios sospechosos y no recibimos ningún tipo de insumos de protección, no queremos morir en la cárcel», fue el mensaje de uno de los presos.

La idea es que mañana se avance en una revisión de los casos que podrían obtener la prisión domiciliaria mientras dure la pandemia. Se trata de los internos que tienen prisión preventiva, los que gozan de salidas transitorias o libertad asistida, o personas con problemas de salud preexistentes al Covid-19 y los que están muy próximos a obtener la libertad.

El miedo al contagio y el reclamo para que la Justicia resuelva los pedidos de excarcelaciones de cara a la pandemia del coronavirus, marca también al Servicio Penitenciario Bonaerense, con casi 1.200 presos en huelga de hambre declarada y dos motines en una semana en cárceles como la N°10 de Moreno o la 23 de Florencio Varela, que terminó con 20 presos heridos y un muerto a causa de las heridas de postas de goma.

Fuentes penitenciarias le señalaron que están esperando que la situación se calme para iniciar una negociación, remarcando que la protesta de los presos excede a las autoridades del penal de Devoto.

(Con información de Infobae y Ámbito.com)