Cómo es el “zoológico inverso” en Sudáfrica: los humanos están enjauladas y los leones los visitan

El zoológico inverso se convirtió en una atracción para los que no tienen miedo a enfrentarse a una de las especies más feroces del planeta.

Un zoológico de Sudáfrica redefinió las reglas del pasatiempo y decidió avanzar en una experiencia tan única como diferente: ubicado en Harrismith, el lugar ofrece unas “jaulas humanas” para que sean las personas las que están encerradas mientras que los animales los visitan.

El “zoológico inverso”, fue ideado por una ONG dedicada a la conservación de leones. De esta manera, los interesados pueden conocer y fotografiar a los reyes de la selva de manera segura.

Al respecto, la organización GG Conservación aseguró que no hay nada de peligroso en la experiencia gracias a que las jaulas, hechas de hierro y plexiglás, permiten que los animales se acerquen a los humanos e incluso se suban encima de la construcción sin ningún problema para ninguna de las partes implicadas.

“La seguridad tanto de nuestros huéspedes como de los leones es la máxima prioridad”, indicó la directora Suzanne Scott.

Por otro lado, remarcó que se trata de un “santuario sin ánimo de lucro que depende únicamente de las donaciones” y explicó que los ingresos que implican las tarifas para vivir la experiencia son destinados a “alimentar y proteger a los leones”.

Todos aquellos interesados podrán pasar 45 minutos en la jaula por un precio que oscila entre los 112 y 168 euros.

Los felinos de esta reserva, 77 en este momento, provienen de ambientes de cautividad o zoológicos cerrados. Para ellos, estas visitas humanas suponen un “estímulo mental y físico”, añadió la directora.

“No podemos garantizar cómo reaccionarán los leones, pero nos esforzaremos por que tengan una experiencia fantástica”, asegura la página web de la organización.

Fuente 0291 y rt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.