Cómo es la regla 3-3-1 que te ayuda a dormir bien y bajar los niveles de angustia y ansiedad

Si tenés problemas para conciliar el sueño, esta es la regla perfecta para dormir bien y además bajar los niveles de angustia y ansiedad.

Sin lugar a dudas, tener un buen higiene del sueño es importantísimo para el ser humano. Mantener rutinas, y al mismo tiempo descansar es la clave para mantener el equilibrio en la vida. Pero a veces, el estrés, las preocupaciones del día a día hacen que dormir sea una tarea complicada cuando ya se terminó la jornada.

Por esta razón es que existe un truco llamada la regla 3-3-1 que te ayuda a dormir y bajar los niveles de angustia y ansiedad. La misma incluye una serie de tácticas simples para poder conciliar el sueoñ de forma rápida y de una manera reparadora. Porque no hay peor cosa en el mundo que despertarse sintiendo que no se durmió nada.

El autor y creador de contenidos Jeff Steen explicó la regla. Consiste en respirar profundamente, inhalar durante 4 segundos y exhalar durante otros 4, siempre preferiblemente por la nariz. De esta manera se va a notar como se apaciguan los latidos del corazón.

Luego hay que anotar 3 cosas que hayas logrado ese día y cómo han impactado positivamente a vos y a las personas que te rodean. A continuación, se repiten varias respiraciones profundas y después llega el momento de meterse en la cama. Todo esto siempre intentando relajarse lo más posible para ir preparando el cuerpo.

Si tenés problemas para conciliar el sueño, esta es la regla perfecta para dormir bien y además bajar los niveles de angustia y ansiedad.

Un punto importante y que todos los especialistas recomiendan es dejar de lado cualquier tecnología y sobre todo las pantallas. La luz azul puede inhibir la segregación de melatonina, la hormona que regula el ritmo circadiano y te prepara para el sueño.

Antes de dormir, hay que anotar otras 3 cosas que se quieren conseguir al día siguiente. Deben ser propósitos realistas y fáciles de realizar, como sonreír más seguido o quizás saludar a un cierto número de personas.

Una vez en la cama, hay que recurrir a un recuerdo feliz para completar la regla 3-3-1. No tiene que ser reciente, sino cualquier imagen que surja en el momento y nos genere felicidad. Siguiendo estos pasos, dormir será mucho más sencillo y al mismo tiempo relajante y reparador.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.