Cómo tratar la tos seca, uno de los síntomas más comunes del coronavirus

La tos seca es uno de los síntomas más comunes del coronavirus. Esto se debe a que el SARS-CoV-2 ataca los pulmones y las vías respiratorias.

Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), síntomas como la fiebre, fatiga, dolor muscular y tos, entre otros, pueden aparecer entre dos y 14 días después de la infección.

Tos seca coronavirus
Tos seca

En la mayoría de los casos, estos síntomas solo duran unos días y las personas evolucionarán después de aproximadamente una semana, y se recomienda beber mucho líquido para mantenerse hidratados y hacer reposo.

Los síntomas comunes de infección por COVID-19 son fiebre, tos seca y cansancio, pero también puede presentarse con dolor de garganta espontáneo y al tragar, dolores musculares, dolor de cabeza, diarrea, conjuntivitis, pérdida del olfato o el gusto, erupciones en piel y dificultad para respirar.

Cómo aliviar la tos

La tos por coronavirus es seca y persistente, y suele estar acompañada de una sensación de falta de aire, además de que existe la posibilidad de que también exista con fiebre. Esta tos no produce expectoración y puede llegar a impedir que una persona respire con normalidad.

Según un estudio publicado en JAMA, un 60,3% de los pacientes infectados con coronavirus identificados en la investigación dejaron de presentar tos antes de las cuatro semanas establecidas. No obstante, todos los cuadros de tos por coronavirus son distintos y que, por lo tanto, es necesario siempre consultar con un médico respecto a los tratamientos médicos para aliviar el malestar.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), por su parte, afirma que algunos remedios tradicionales o caseros pueden aliviar los síntomas.

De acuerdo a las principales autoridades sanitarias, existen algunas estrategias o guías para aliviar la tos sin el uso obligado de medicamentos. Según la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA), las bebidas calientes pueden ayudar a calmar el malestar de la tos, que suele irritar la garganta. Para los CDC, la ingesta de líquido reduce la necesidad de expectorar.

También se aconseja el uso de un humidificador. Si bien es recomendable consultar con un especialista antes de usarlo, la humedad que provee este aparato ayuda a aliviar la tos seca, facilitando la respiración.

Algunos medicamentos útiles

No obstante, existen algunos medicamentos de venta libre Estos son:

Dextrometorfano: supresor que sirve para disminuir la actividad en el cerebro que causa la tos.

Guaifenesina: expectorante para la tos que actúa diluyendo la mucosidad, y facilita la limpieza de las vías respiratorias.

Acetaminofeno: alivio del dolor y la fiebre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.