Consejos para una alimentación saludable durante el aislamiento obligatorio

Llevar a cabo una alimentación saludable es fundamente para mejorar nuestro estado de salud, pero estando en cuarentena la ansiedad, el aburrimiento y el sedentarismo pueden jugarnos una mala pasada.

Para reforzar nuestro sistema inmunológico debemos considerar la suma de varios factores: ALIMENTACIÓN SALUDABLE + EJERCICIO FÍSICO + BAJO ESTRÉS + BUEN DESCANSO.

Estas son las recomendaciones de la Lic. en Nutrición M.P. 3483, Alfonsina Trivellini, del equipo de Salud Villarino:

  • Lo importante es tener una alimentación completa y variada, que aporte principalmente, alimentos naturales como frutas, verduras, cereales integrales, aceite de oliva, frutos secos, carnes magras, huevos y AGUA.
  • La vitamina C es importante y su requerimiento diario se cubre perfectamente si incorporamos a nuestra alimentación habitual alimentos que la contengan, como los cítricos (limón, naranja, pomelo), tomate, brócoli, acelga, repollito de bruselas, morrones, kiwi, frutillas, palta. No es necesario tomar un multivitaminico, excepto prescripción médica.
  • Tratar de estar 20 minutos al sol por día, para asegurar buenos niveles de Vitamina D.
  • Armar un mosaico de menús semanales. Planificar nuestro menú con tiempo y hacer las compras una vez a la semana es una MUY buena opción para mantenernos organizados.
  • Organizar las comidas con horarios, cumpliendo principalmente el régimen de 4 comidas (desayuno, almuerzo, merienda y cena). Si éstas son completas no deberíamos tener hambre fuera de esos horarios. Hay que ser conscientes y aprender a escuchar nuestra panza, para poder diferenciar el hambre REAL del hambre EMOCIONAL, por ej cuando comemos por aburrimiento.
  • Evitar alimentos que pueden aumentar la ansiedad. Estos son los azúcares refinados, los carbohidratos ultra procesados (galletitas, facturas, alimentos industrializados), las bebidas energizantes, el alcohol y el café.
  • Estar muy atentos con las BPM (buenas prácticas de manipulación de alimentos): todo envase que entre a casa lavarlo con solución clorada (3 cucharadas soperas de lavandina por cada litro de agua) o con alcohol al 70% (500 ml de alcohol + 200ml de agua): sachets de leche, yogures, enlatados, paquetes plásticos, etc. / Organizar la heladera para que los alimentos crudos o sucios no estén en contacto con los cocidos o limpios. / Guardar los alimentos frescos en heladera para evitar que pierda cadena de frío. / Lavarnos meticulosamente las manos antes de tocar cualquier alimento.
  • TRATAR DE ESTAR EN MOVIMIENTO. Dedicar al menos 30 min de actividad física diaria. Bailar, saltar, trotar (si el espacio en casa lo permite), rutinas de ejercicios, es decir, buscar alguna actividad de tu agrado para sostenerlo en el tiempo. El ejercicio además contribuye a disminuir el estrés, la ansiedad y a mejorar el humor.

Considero que podemos encontrarle el lado bueno a estar en casa. ¿Por qué no aprovechar y amigarnos con la cocina? En estos días puede transformarse en una gran oportunidad para revisar hábitos, dedicarle más tiempo y disfrutarla. Así como también puede ser un escenario de entretenimiento y aprendizaje para compartir en familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *