Día Mundial de la Pasta: historia y mitos de un clásico

Cada 25 de octubre se celebra a una de las comidas más populares a nivel internacional. Si bien se cree que es 100% italiana, esta comida también tiene cierta influencia oriental. Conocé su historia.

Según la evidencia, el primer plato de fideos se comió hace 4.000 años y no fue en Italia. En el noroeste de China fue encontrado un tazón de barro enterrado con unos fideos preparados a partir de un mijo originario de ese país.

En Italia, fue la civilización etrusca la que trituró por primera vez cereales y granos para formar una especie de harina que unieron con agua y luego cocinaron. En 1995, fue Roma elegida para celebrar el Primer Congreso Mundial de la Pasta y en elegir el 25 de octubre como el día para homenajearla.

Por su extensa historia y difusión alrededor de todo el mundo, hay decenas de mitos alrededor de este popular plato y su forma de preparación. Por ejemplo: la mayoría de las personas colocan un chorrito de aceite al hervir los fideos para evitar que se peguen. Según los entendidos, el aceite nunca se mezcla con el agua -por ser más denso-, por lo que no garantiza que no se peguen. La clave está en poner suficiente agua.

Otros mitos:

Las salsas van con cualquier pasta. Según los especialistas, hay toda una teoría para qué acompañar con qué. Las salsas ligeras son más adecuadas para pasta con agujeros, tipo macarrones, y hay otras para preparaciones con menos jugo.

Echarle sal al agua antes que hierva. Lo más recomendable es hacerlo cuando el agua ya está en ebullición y esperar a que vuelva a hervir para echar la pasta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.