El papa Francisco declarará santo a Artémides Zatti, enfermero que vivió en Bahía Blanca

El papa Francisco declarará santo a Artémides Zatti, un enfermero italiano que es reconocido por su labor con los enfermos de la Patagonia argentina, al confirmar un milagro por su intercesión, informó la Santa Sede.

Se le reconoció un nuevo milagro por la “curación inexplicable” de un hombre que sufrió un ictus isquémico en 2016.

El pontífice se reunió con Marcello Semeraro, de la Congregación para las Causas de los Santos, autorizó la promulgación del decreto para el milagro y ahora solo resta su canonización.

El milagro que aceptó el Vaticano es la “curación inexplicable”: se trata de un hombre en Filipinas que sufrió un ictus isquémico, es decir, un ataque cerebral, y luego terminó teniendo otras complicaciones.

Este ataque suele ser producto de un coágulo sanguíneo que bloquea o tapa un vaso de sangre en el cerebro, lo que evita que la sangre llegue, y en cuestión de minutos, las células del cerebro se mueren.

El 14 de abril de 2002 había sido beatificado por el papa Juan Pablo II debido a la curación milagrosa de gangrena del seminarista Carlos Bossio, inspector salesiano en Rosario.

Artémides Zatti, el laico salesiano, nació en Boretto, Italia, el 12 de octubre de 1880 y falleció el 15 de marzo de 1951 en la Patagonia argentina.

En 1887 se mudó junto a su familia a Bahía Blanca para buscar un mejor futuro, y trabajó de mozo en un hotel y obrero. Hasta sus 20 años, que accedió en los Salesianos.

En 1902 decidió renunciar al sacerdocio para dedicarse a la asistencia de los enfermeros, ya que logró curarse de tuberculosis y estaba seguro de que fue por intercesión de la Virgen.

Desde ese momento estuvo trabajando en el hospital de Viedma, como vicedirector, administrador y enfermero. Hasta que en 1951 murió por un tumor en el hígado.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.