El proyecto de legalización del aborto será el primer debate presencial del año

Desde marzo, el plenario legislativo funciona con un sistema mixto, con una mínima presencia física de legisladores y una mayoría en forma remota.

El proyecto de ley de legalización del aborto será la primera iniciativa que este año la Cámara de Diputados debatirá en el recinto en forma presencial, el jueves y el viernes próximo, aunque los legisladores que no puedan concurrir al cuerpo por integrar los grupos de riesgo podrán participar de la discusión en forma remota.

Desde marzo último, el plenario legislativo funciona con un sistema mixto, con una mínima presencia de legisladores en el pleno del recinto y una mayoría en forma remota, debido a las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

En cambio, los proyectos de legalización del aborto y el Plan de los 1000 días serán tratados en forma presencial en una misma sesión que se iniciará el jueves 10 a la mañana y, se estima, finalizará el viernes 11 a la tarde, indicaron fuentes parlamentarias.

El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, acordó en la medianoche del viernes con los jefes de bloques un nuevo protocolo hasta el 3 de enero próximo para el funcionamiento de las sesiones y comisiones.

Para garantizar las condiciones sanitarias se informó que se va a «funcionar con burbuja y testeo PCR por saliva con resultado en 6 horas para diputados y personal de la Cámara»

Se prevé que en esta primera sesión entre un 50 y 60 por ciento de los diputados estará presente en el recinto y en los palcos superiores, de acuerdo con un esquema ideado para garantizar el distanciamiento social entre los legisladores, que deberán tener el barbijo puesto durante toda la reunión del pleno del cuerpo.

En esta situación se encuentra el jefe del Frente de Todos, Máximo Kirchner, quien desde este sábado inició aislamiento ya que viajó junto al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, con una persona a la que le detectaron coronavirus.

Con este consenso alcanzado el viernes entre Massa y los jefes parlamentarios comenzaron los preparativos para la sesión del año, en la que el oficialismo aspira a aprobar el proyecto impulsado por el presidente Alberto Fernández que autoriza la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14, cuyo giro al Congreso fue una de las promesas de la campaña electoral.

Junto con esa iniciativa se tratará en el proyecto del Plan de los 1000 días que busca proteger y ayudar a las mujeres embarazadas hasta la primera infancia, donde se contempla que tengan una asignación especial del Estado Nacional.

Fuente: Telam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *