El Senado aprobó 20 DNU en la primera sesión virtual de la historia

En una histórica sesión, se avalaron por unanimidad los decretos de Necesidad y Urgencia firmados por el presidente.

El Senado cumplió su primera sesión virtual en la historia parlamentaria argentina, con un debate marcado por la situación económica en el que aprobó una veintena de decretos de necesidad y urgencia dictados por el Gobierno para mitigar los efectos de la pandemia de coronavirus.

El debate se extendió durante cinco horas y media y estuvo centrado en las discrepancias entre oficialismo y oposición sobre el estado de la economía, el rol del Congreso y algunas de las medidas oficiales, como la prohibición del ingreso de argentinos desde el exterior o las normas antidespidos.

Con sólo dos breves interrupciones técnicas, una de ellas de poco más de 15 minutos, la primera sesión de carácter remota en la historia del Congreso se desarrolló sin mayores inconvenientes con las exposiciones de 26 oradores de las dos principales fuerzas políticas, el Frente de Todos y Cambiemos.

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner abrió la primera sesión virtual del Senado a las 14.20 hs, con la lectura de la orden del día y la entonación del himno nacional, y dedicó en el final un agradecimiento especial «al esfuerzo» de todos los que contribuyeron a organizar con éxito el debate.

En el recinto estuvieron junto a Cristina Kirchner la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma y los senadores que ocupan las tres vicepresidencias, Martín Lousteau, Maurice Closs y Laura Rodríguez Machado.

El resto de los senadores se conectó de manera remota desde Legislaturas, concejos deliberantes o domicilios particulares de sus provincias.

Foto: Twitter (@SenadoArgentina)

La primera votación se realizó en forma electrónica aunque seis legisladores debieron votar a viva voz por problemas en las conexiones.

En el sistema electrónico implementado, los senadores debieron votar por si o por no, mientras que para las abstenciones se podía optar previamente.

Media hora antes de la sesión, los senadores se habían sometido a las pruebas de validación de identidad, con la ayuda de los técnicos del Registro Nacional de las Personas.

(Télam)