Es futbolista, se perdió su boda por un compromiso deportivo y mandó a su hermano en su lugar

Las bodas suelen ser uno de los días más importantes en la vida de las parejas que toman la decisión de dar el si frente a sus seres queridos.

Familia y amigos asisten a un evento donde se celebra la unión conyugal de dos personas, que quedan conectadas en un vínculo que, supuestamente, es imperecedero.

Sin embargo, el desenlace de los acontecimientos muchas veces esconde imprevistos que convierte los casamientos en momentos que rozan lo bizarro.

Tal fue el caso de las nupcias del jugador de fútbol Mohamed Buya Turay, que debía casarse el 21 de julio pero un compromiso deportivo lo obligó a perderse la fiesta. ¿Qué decidió hacer el futbolista? Enviar a su hermano como reemplazo.

Todo comenzó con el inesperado fichaje de Buya Tuyar por parte del Malmö de Suecia. El equipo que milita en la primera división sueca contrató los servicios del jugador sierraleonés y requirió su presencia justo en la misma fecha en la que debía dar el si.

“Nos casábamos el 21 de julio en Sierra Leona. Pero yo no pude estar allí porque Malmö me pidió que llegara antes”, contó el delantero en diálogo con el medio Aftonbladet.

Desesperado por la posibilidad de plantar en el altar a su futura esposa, el atacante optó por una alternativa que puede calificarse entre osada e insólita. “Tomamos las fotos de antemano, así que parece que yo estaba allí, pero no era así. Mi hermano me representó en la boda real”, confesó.

Como era de esperarse, el faltazo de Mohamed Buya Turay a su propia boda y la curiosa decisión de enviar un familiar como su representante copó los portales deportivos de todo el mundo.

“Intentaré llevarla a Suecia y Malmö ahora para que esté cerca de mí. Ella vivirá aquí conmigo. Primero, vamos a ganar la liga, y luego me iré de luna de miel”, cerró el flamante refuerzo de Malmö.

Fuente: 100

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.