Femicidio de Ludmila Pretti: el sospechoso se negó a declarar y seguirá detenido

De acuerdo a lo informado por fuentes judiciales, Jerez fue indagado durante la tarde de este martes por el fiscal de la causa, Federico Soñora, que lo dejó imputado por el delito de femicidio, que establece la pena de prisión perpetua.

 

El principal sospechoso del femicidio de la adolescente Ludmila Pretti, Cristian Adrián Jerez, de 19 años, fue detenido hoy a la madrugada luego de permanecer prófugo por más de 24 horas. Jerez, quien esta tarde se negó a declarar ante la Justicia, fue ubicado gracias al testimonio de una vecina que lo había visto circular en una moto cerca de la casa de un pariente, en la localidad de Francisco Álvarez.

 

De acuerdo a lo informado por fuentes judiciales, Jerez fue indagado durante la tarde de este martes por el fiscal de la causa, Federico Soñora, que lo dejó imputado por el delito de femicidio, que establece la pena de prisión perpetua. De todos modos, el joven optó por permanecer en silencio y se determinó que siga detenido, luego de que el domingo se fugara de la puerta de la comisaría donde se presentó a declarar como testigo.

 

El sospechoso, en el momento de ser ubicado, intentó refugiarse en una zanja para evitar el arresto, indicaron voceros de la fuerza.

«Otro tío de Ludmila es de la Policía Federal. Sin esa ayudita esta detención en horas no hubiese sido posible. Para la clase trabajadora en nuestro país es así», explicó Juan, un tío de la menor asesinada en el partido bonaerense de Moreno, en el programa «El Exprimidor», que conduce Ari Paluch por AM 550.

 

Lo llamativo del caso es que Jerez estuvo el domingo pasado en la puerta de la comisaría de Francisco Álvarez, adonde iba a acudir como testigo y se fue con la excusa de ir a buscar el documento, por lo que desde ese momento se convirtió en prófugo de la Justicia.

 

«No podemos dejar pasar que este individuo se le escapó a la policía diciendo que iba a buscar su documento», agregó el tío de Ludmila, cuyos restos fueron velados en Moreno para luego ser inhumados en el cementerio de ese municipio.

 

La adolescente de 14 años fue encontrada asesinada este lunes, horas después de haber asistido a una reunión clandestina en Moreno.

El cadáver de Ludmila fue hallado entre dos colchones de una vivienda en la que residía el sospechoso (Jerez), en López Ñandutí y Vidt, de Francisco Álvarez, donde también se había celebrado la reunión, indicaron fuentes policiales. Una vecina afirmó que escuchó gritos y que Ludmila gritaba que se quería ir del lugar alrededor de las 7:00.

 

A esa hora, los padres de Ludmila recibieron un mensaje en el que les anunciaba que estaba a punto de volver en remís y los investigadores intentaban determinar si fue ella quien en realidad envió el mensaje. El detenido quedó a disposición del fiscal Federico Soñora, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4, del Departamento Judicial Moreno-General Rodríguez, y por el delito que se le imputa podría ser condenado a prisión perpetua. Jerez fue detenido en la localidad de La Reja, luego de que su teléfono celular fuese detectado en una zona conocida como Puente Cascallares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *