«Hay que buscar sentarse, dialogar y solucionar todo esto»

Ceferino Caiola es un comerciante que desempeña su trabajo dentro del Mercado Municipal. Dialogó con La Mesa Dominguera (LB24, FM 93.1) acerca de la postura del Municipio de cerrar dicho espacio por mal estado de la infraestructura.

«El Mercado es un inmueble municipal» comenzó diciendo Ceferino, quien remarcó que no hubo ni hay diálogo con el municipio.

Con respecto al estado de las instalaciones, reconoció que no están en condiciones óptimas. «En toda relación comercial, los errores son de ambas partes. Estamos dispuestos a solucionarlos y a dialogar«.

«Somos pequeños comerciantes que tenemos la cabeza bajo el agua en una Argentina que está complicada hace mucho tiempo»

Ceferino reconoce que les faltó unión, inversión e re-inversión. «Muchos hemos cumplido como hemos podido con el municipio. Nosotros reconocemos muchos errores, y tenemos muchas cosas para mejorar» mencionó.

El Mercado Municipal presenta diversas falencias en cuanto al mantenimiento, pero también carece de servicios como el gas.

«La inspección se hizo hace un tiempo, pero la de cierre fue el miércoles a la tarde»

Por su parte, Ceferino destacó que dividir a los comerciantes en distintos sectores de la ciudad no es una solución óptima. «Ahí nos beneficiamos unos de otros. Hemos sugerido poner changuitos en el Mercado para que la gente haga sus compras en todos los locales. Hemos presentado muchas ideas. La relación está desgastada pero yo creo que se puede reconstruir«.

«Hay que buscar sentarse, dialogar y solucionar todo esto» mencionó de forma predispuesta.

Caiola reconoció que mantiene una deuda importante con el Municipio cuando quebró financieramente hace unos 6 años más o menos. «Desde ahí que estoy tratando de re-negociar y lograr la habilitación a nombre de mi socio, el nuevo dueño, y nunca lo hemos logrado» y destacó que «la deuda de una persona no hace al cierre del Mercado, y no es el tema que está en conversación«.

Cabe destacar que dentro del mercado son alrededor de 50 familias que dependen del trabajo que realizan en dicho espacio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.