Histórico: el papa Francisco respaldó la unión civil entre personas del mismo sexo

El Papa dijo que los miembros de la comunidad LGBT “son hijos de Dios y tienen derecho a una familia” y que la iglesia debe ofrecerles una ley de unión civil que los cubra legalmente.

 

El papa Francisco señaló que respalda las uniones civiles entre personas del mismo sexo por primera vez en el documental “Francesco”, presentado en el Festival de Cine de Roma. La declaración del pontífice representa un cambio drástico en la postura del Vaticano respecto al tema.

“Las personas homosexuales tienen derecho a estar dentro en una familia, son hijos de Dios, tienen derecho a una familia. No se puede echar de una familia a nadie, ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil, tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso”, explica el papa en el documental realizado por el estadounidense de origen ruso Evgeny Afineevsky.

Su anuncio significa algo histórico para los convencionalismos de la Iglesia Católica y para algunos es un gesto más de su transformación ideológica desde que es sumo pontífice. Antes de ser elegido, Francisco fue arzobispo de Buenos Aires. Cuando Argentina legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo en 2010, el entonces cardenal Jorge Bergoglio llamó al hecho un “ataque destructivo al plan de Dios”.

 

El documental, de dos horas, recorre los siete años de pontificado y sus viajes con testimonios y entrevistas.

Incluyendo charlas con figuras del Vaticano como el Cardenal Luis Tagle y otros colaboradores del Papa, “Francesco” se enfoca en la defensa de Jorge Bergoglio hacia los migrantes y refugiados, los pobres, su trabajo frente al tema del abuso sexual por parte de clérigos, el papel de la mujer en la sociedad, y la posición de los católicos y otros hacia quienes se identifican como LGBT.

La película aborda el alcance pastoral del Papa hacia quienes se identifican como LGBT, incluyendo una historia del Santo Padre alentando a una pareja homosexual de hombres italianos para que lleven a sus hijos a su parroquia, lo que, de acuerdo a uno de ellos, fue muy beneficioso para los menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *