La particular historia de Abril Suárez: Se enteró que iba a ser mamá 4 horas antes de dar a luz

Abril Suárez es una joven de que está viviendo en Bahía Blanca. En dialogó con La Mesa Dominguera (LB24, FM 93.1) contó su particular historia de vida, y como fue que pudo conseguir el dinero para el tratamiento de su hijo que tiene autismo.

«Todo empezó cuando estaba escuchando la radio y pusieron una consigna en la cual participé, sin pensar que me iban a leer» comenzó diciendo Abril, quien minutos después escuchó su audio en el programa.

Con su marido y su hijo vivían en Mayor Buratovich, y se tuvieron que mudar a Bahía Blanca porque no habían médicos especialistas que pudieran tratar al pequeño.

«En el Hospital Penna lo están tratando con terapia ocupacional de manera gratuita» contó Abril, quien agregó que va a charlas gratuitas para informarse sobre el autismo y poder ayudar a su hijo.

«Estamos haciendo todo lo posible para darle lo mejor dentro de nuestro rango»

La historia de Abril es particular. Ella se enteró que estaba embarazada 4 horas antes de dar a luz. «Yo venía con problemas de tiroides, que nunca me lo hice tratar. Fui al médico a hacerme análisis y nunca salió. Yo terminé la secundaria en 2018 y el nene nació en 2019. Fue todo normal, y nunca tuve síntomas» contó.

Además, destacó que un día antes de arrancar la universidad en Bahía Blanca, rompió bolsa. «Dos semanas antes yo había tomado una pastillas para la infección urinaria, y cuando sucedió esto me asusté«.

«Cuando fui al Hospital Penna me mandaron a preparto, donde están los ginecólogos y obstetras de urgencia. Me dijeron que en los análisis salió que tenía un embarazo de 3 semanas» contó Abril, y remarcó que le dijeron que era un embarazo críptico, que se hace entre la espalda y los músculos.

Ser mamá de joven no es nada fácil, y menos si no sabías que estabas embarazada. Abril en ese entonces vivía con su madre, y no contaba con nada para el bebé (ya sea ropa, pañales, etc). De pensar en una carrera universitaria, a ser mamá en cuestión de horas.

«El autismo se lo diagnosticaron al año y medio» comentó.

«Tanto mi familia como la de mi marido nos enseñaron a ser padres y más responsables»

Abril comentó que su marido trabaja todo el día, y ella mientras su madre cuida de su hijo, empezó un emprendimiento de uñas para poder hacerse el monotributo social y tener una obra social. «Eso está en trámite, tarda. Estoy esperando que pasen los meses así me lo habilitan» destacó.

La producción del programa en el cual ella participó, se comunicó con ella y le brindaron dinero destinado a la familia para que la calidad de vida tanto de ellos como del niño mejore. «Ya lo podemos implementar, hemos hecho alguna inversión para poder ayudar desde casa» sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.