La triste imagen de las Cataratas del Iguazú: cerradas por la cuarentena y sin agua

Es la peor sequía desde el año 2006. “Son ciclos que se dan cada 10 o 15 años”, explicó Sergio Acosta, intendente del Parque Nacional Iguazú.

Sin turistas y con poca agua, las Cataratas del Iguazú muestran una imagen poco habitual. Una sequía afecta al paisaje más emblemático del Parque Nacional Iguazú, comenzó hace un mes y se acentúo en los últimos días, a lo que se sumó la falta de visitantes debido a la cuarentena obligatoria por el coronavirus.


Sergio Acosta, intendente del Parque Nacional, dijo que se trata de la peor sequía desde 2006, aunque admitió que “son ciclos que se dan cada 10 o 15 años” y añadió que “el nivel del río es muy bajo”.

Solo la Garganta del Diablo y el San Martín, los dos saltos más conocidos del parque, tienen un hilo de agua. Las otras 273 cascadas, entre las que se encuentra el salto Dos Hermanas o el Bosetti, se secaron.

“El cambio climático afecta y mucho, sobre todo por la desaparición de la masa boscosa”, explicó el intendente a EstaciónPlus, y aclaró que influye “tanto en las crecidas como en las secas”.

El lunes 16 de marzo pasado el Parque Iguazú cerró sus puertas al público, al igual que otros 10 parques nacionales. Aún no hay fecha de reapertura, ya que todo depende de la salida que las autoridades nacionales decidan para la cuarentena.

(Ámbito.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *