Las mujeres cobran mucho menos y sufren más desocupación que los varones

En el cuarto trimestre de 2020 hubo cerca de un 66% de mujeres de entre 30 y 64 años empleadas, contra un 89% de varones de la misma edad.

 

El informe “La desigualdad de género se puede medir”, de la organización Economía Feminista, reveló que en empleo registrado, las mujeres tienen una brecha laboral del 23% respecto al porcentaje de ocupación de varones de la misma edad.

Los datos que comparó la organización surgieron del informe sobre la situación de la actividad económica del INDEC durante 2020, donde se cotejó la actividad laboral general durante la pandemia de coronavirus.

En ese marco, y en una muestra del impacto de la crisis económica en las mujeres, Economía Feminista constató que, en el empleo registrado las mujeres de entre 30 y 64 años tuvieron una actividad del 66,6% contra un 89% de los varones de la misma edad, es decir, una brecha del 23%.

“Puede verse que tasas como la de actividad o empleo presentan diferencias entre varones y mujeres que rondan los 20 puntos, mientras que la tasa de desocupación alcanza al 26% de las mujeres jóvenes”, advirtieron desde la organización.

Por otra parte, la desigualdad laboral también afectó los ingresos según el género de la persona empleada. Según la organización, “la brecha de ingresos es del 23,7%, trepando a un 41,2% cuando se trata de trabajadores informales”.

En esa línea, Economía Feminista puntualizó que el 41% de brecha entre los salarios de la economía informal afectan en especial a las mujeres, “en un contexto en el que del total de personas que realizan tareas domésticas, un 72% son mujeres”.

Así, la crisis económica producida por la pandemia agrandó la desigualdad laboral entre hombres y mujeres en el país, pero también puso en jaque la posibilidad de desarrollo de las personas jóvenes.

En sí, desde Economía Feminista, remarcaron que “llama la atención que son las mujeres más jóvenes las que presentan las mayores tasas de desocupación y subocupación”.

Para dar un ejemplo, un 26% de las mujeres de 14 a 29 años está desocupada, es decir que, no teniendo ocupación, están buscando activamente un trabajo y no lo consiguen”, describieron desde la organización en el informe.

A la par de esta realidad, la entidad que realizó la comparación aseguró que, “en el caso de los varones jóvenes, el porcentaje de desocupados es del 19%”, muy por encima del 10,2% general, pero 7 puntos por debajo de las mujeres de esa edad.

“Según datos del INDEC sobre la situación del mercado de trabajo, el primer trimestre del 2021 demostró una recuperación de los niveles de actividad y empleo, pero todavía no recuperan completamente los niveles de inicios de 2020”, resaltaron desde la organización.

En ese sentido, Economía Feminista alertó que “sigue siendo amplio el porcentaje de personas empleadas que trabajan desde su vivienda (17,1%) y el de personal asalariado que tuvo que utilizar sus propias maquinarias para realizar su trabajo (11,5%)”.

“Por su parte, la tasa de desocupación recupera niveles similares a los de principios de 2020 (10,2%), alcanzando a más de 1,3 millones de personas”, agregaron desde la organización que realizó el relevamiento.

Sin embargo, Economía Feminista aseguró que la desigualdad de género se ve en el desempleo también, ya que “la tasa de desocupación fue de 12,3% para las mujeres, en tanto que, entre los varones, se ubicó en 8,5%”.

A la par, dentro de las actividades laborales donde se emplea a mujeres, la mayoría tiene que ver con servicio doméstico (98,3% personal femenino), enseñanza (74,6%) y servicios sociales y de salud (72,4%), con salarios mensuales que varían entre los $10 mil y los $41 mil.

Otro de los sectores donde el personal femenino se encuentra en desigualdad es en los cargos jerárquicos, donde del total de las personas empleadas, el “7% de los ocupados varones tienen puestos de dirección o son jefes, contra un 4.7% de mujeres”.

Finalmente, el informe de Economía Feminista aborda la falta de registro de personal asalariado, a través de la falta del descuento jubilatorio, donde un 32,9% de las mujeres no perciben el beneficio, contra un 32,4% de varones, un factor que afecta a ambos géneros casi por igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.