Luchador donará su cerebro para investigar daños de la MMA –

El brasileño Paulo Costa, de 29 años, confesó que quiere “conquistar todo” y retirarse a los 36.

El brasileño Paulo Costa es uno de los referentes de la categoría de peso medio de UFC (Ultimate Fighting Championship). Con 29 años logró 13 victorias consecutivas y confesó en las últimas horas que pretende donar su cerebro para que se investiguen los daños en las cabezas de los luchadores.

“De vez en cuando investigo. Incluso está Rose, de la familia Gracie, haciendo campañas para la donación de cerebro de luchadores para investigar sobre esto. Quiero hacer mi carrera lo más rápido posible, conquistarlo todo y no quiero pelear después de los 36 años”, adelantó, haciendo referencia a Rose Gracie, hija del luchador brasileño Rorion Gracie, experto en Jiu-Jitsu.

Agregó durante la entrevista con AG Figthing que “el cerebro está formado por células que ya no se regeneran». «Sólo las estamos perdiendo”, sostuvo.

Consideró que, “a medida que avanza la edad, esta cantidad de células disminuye, por lo que el reflejo es lento, el habla se vuelve malo, el olvido se hace presente”.

“Este es un problema bastante serio, porque no tenemos los datos para averiguar cuánto puede afectarnos a cada uno de nosotros”, reconoció y agregó: “Cada uno tendrá síntomas y reaccionará de manera diferente con esa cantidad de accidentes cerebrovasculares”.

Destacó que, «lo que se puede hacer, es un tipo de pelea que minimice los golpes en la cabeza. Y en el entrenamiento, tal vez incluso, usar equipos de protección, como un casco. Esto puede mitigar mucho”.

La fundación Concussion Legacy Foundation trabaja y apoya a los deportistas retirados que se vieron afectados por conmociones cerebrales.

Además de investigar este tipo de secuelas, la organización también se encarga de brindar tratamientos y promover las formas de prevención.