Mauricio Macri volvió a apoyar a “Pepín” Rodríguez Simón y se despachó con críticas al Gobierno

Cuestionó la falta de vacunas y vaticinó que este será el último gobierno “populista” de Argentina.

 

Este martes, el expresidente Mauricio Macri volvió a hablar sobre su exasesor Fabián “Pepín” Rodríguez Simón, quien pidió asilo político en Uruguay y tiene un pedido de extradición, y dijo que es víctima de una “persecución”.

“Hay una persecución, no se puede discutir. Está siendo perseguido y juzgado por querer cobrar impuestos de dinero de personas que se apropiaron indebidamente. Es un absurdo”, sostuvo Macri, entrevistado por CNN.

El expresidente sumó también que él mismo, su familia y allegados, y quienes formaron parte de su Gobierno están sometidos “a una persecución inédita en la Argentina”.

 

 

“Pero estamos tranquilos, a través de diferentes instancias de la Justicia, la Justicia llegará. Estamos en la batalla de defender la institucionalidad frente a un intento de defender la democracia en la Argentina. Sin libertad y sin democracia no hay futuro”, sostuvo Macri.

Y agregó: “La pandemia ha sido una excusa maravillosa para los autoritarios y hay que poner límites, porque lo más importante que tenemos que defender es la democracia y todo lo que combate el populismo”.

Sobre el dinero de los préstamos adquiridos con el Fondo Monetario Internacional, el exmandatario sostuvo que “que fue para pagar dólar por dólar deudas que ya teníamos y vencían”.

“Decir que es plata que nos llevamos afuera es descabellado”, añadió.

Espionaje ilegal

Sobre la causa que avanza en la Justicia, Macri negó haber perseguido y espiado a periodistas, jueces y políticos. “Los periodistas podían decir lo que querían y los jueces actuar con libertad” durante su gobierno, aseguró.

“Al mes (de haber asumido), con los Panama Papers me presenté al juez y al tiempo demostré que era mentira. Desde mi gobierno no se espió absolutamente a nadie”, aseveró.

A la democracia hay que cuidarla todos los días en los pequeños hechos”, sumó Macri.

Falta de vacunas

Macri también apuntó contra el Gobierno de Fernández sobre este punto.

“Todavía no hay una explicación que conforme. La última mentira que ha dicho el Presidente es que Pfizer dejó de venderle al mundo porque se concentró en venderle a Estados Unidos, cuando sabemos que Brasil, Uruguay y Chile compraron millones de vacunas de Pfizer, muchas de las cuales ya han sido entregadas, y nosotros no hemos recibido ni una”, sostuvo.

“Hoy estamos de nuevo en un lockdown, una cuarentena, después de haber tenido la cuarentena más larga del mundo el año pasado. Genera muchos daños, es una herramienta muy costosa para la psicología, la salud mental, la salud laboral, y ahora tuvimos que volver a caer en una cuarentena extrema por falta de vacunas”, agregó.

El Gobierno tiene que explicarnos por qué compró la cuota mínima de Covax, por qué no tenemos Johnson, por qué no tenemos Moderna, y por qué, principalmente, no tenemos Pfizer”, insistió Macri.

Dijeron que conmigo en la presidencia el país iba a tener 10.000 muertos y ya vamos más de 75.000. El populismo nos tiene acostumbrados a decir cualquier barbaridad, mentira, calumnia. Mentir sistemáticamente es la realidad básica del populismo”, agregó.

Posible candidatura presidencial en 2023

Sin alusión directa a una candidatura propia a la presidencia, Macri se refirió a un “segundo tiempo del cambio”.

“No estoy focalizado en eso y falta mucho. Además, por supuesto, hay que saber si la gente está dispuesta. Lo que sí, estoy convencido en defender la democracia para que los argentinos tengan distintas opciones para elegir entre quienes puedan gobernarnos en el rumbo correcto, no el que llevamos hoy, con el que lamentablemente volvimos al pasado y casi nunca trae buenos resultados”, comentó.

“Nuestro gobierno entre 2015 y 2019 fue el prólogo del cambio. Es medio paradójico, porque ya habíamos comenzado en el rumbo correcto, a recorrer el camino del progreso, ¿por qué volver atrás?”, se preguntó.

Sobre su derrota en 2019 y los motivos, la atribuyó a “cosas en las que fallamos, cosas que no supe explicar, expectativas que generé y no estuve a la altura y que hizo que mucha gente dude”.

Mucha de esa gente que dudó y apostó a la vuelta al pasado con el kirchnerismo, hoy está aprendiendo y está entendiendo, y eso nos va a dar la oportunidad de volver al poder con más apoyo político, con mayorías, con un entendimiento, con un aprendizaje nuestro y de la ciudadanía, y ahí vamos a edificar ese edificio sólido del progreso, que es lo que todos necesitamos”, sumó después.

Macri dijo que espera tener la “oportunidad de trabajar y demostrar”, con el objetivo de “salir de ese camino del populismo, que es tan dañino para los países y está asolando a nuestra querida Latinoamérica”.

“Para mí, este va a ser el último gobierno del populismo en la historia de Argentina”, lanzó.

Respecto de su presidencia, consideró que su error más grande fue “no haberle dado más poder al ministro de Hacienda para garantizar una mayor y más rápida baja en el déficit fiscal”.

“Claramente fue un error, yo recién se lo di en el 2017. Todos los ministros económicos tenían su agenda, su ímpetu para salvar la energía, las infraestructuras, el desarrollo económico, pero en un país que no tiene moneda, lo más importante es el principio del crecimiento, el desarrollo económico y la previsibilidad, es tener moneda. Esa tiene que ser la prioridad en el 2023, generar las bases para que tengamos una macroeconomía”, desarrolló.

“Tener economía sin moneda es pretender jugar al fútbol sin pelota”, graficó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.