Oficios sin prejuicio: lanzan campaña para que las mujeres accedan a “trabajos de varones”

Se trata de una iniciativa de los Ministerio de Trabajo y de las Mujeres bonaerense. Buscan eliminar las desigualdades culturales de acceso a los trabajos.

 

 

Es de conocimiento popular que las mujeres y los varones no acceden de manera igualitaria a los mismos puestos de trabajo, los espacios jerárquicos de decisión y que la brecha salarial entre los géneros es enorme. Por eso, en la provincia lanzaron una campaña que apuesta a que ellas elijan formarse en profesiones que tradicionalmente están ligadas al ámbito masculino.

“Oficios sin prejuicios” es la campaña que lanzó el ministerio de Trabajo, a cargo de Mara Ruiz Malec, junto con la cartera de Mujeres, Política de Género y Diversidad Sexual comandada por Estela Díaz y que contó con el apoyo de la dirección General de Cultura y Educación con la participación de la subsecretaria Claudia Bracci.

Llevar adelante estas formaciones no solo nos importa que sirva para el desarrollo de las personas, sino de la Provincia, es un inicio para desarmar las desigualdades que luego encontramos en el entramado productivo”, señaló la ministra Ruiz Malec.

La campaña apuesta a que las mujeres rompan con los prejuicios culturales sobre las diferentes profesiones y puedan optar por llevar adelante una formación en oficios como la mecánica o el ámbito de la construcción para poder insertarse luego en el mercado laboral.

Pedimos a los sindicatos y las empresas cupos de paridad, pero a veces no hay donde buscar trabajadoras de esas áreas, por eso es importante la formación para que puedan ocupar esos espacios. Si queremos que haya igualdad, hay que promover la llegada de mujeres a los espacios de decisión pero también promover la formación”, especificó la funcionaria.

En ese orden, las referentes de las carteras involucradas coincidieron en que actualmente, hablar de “trabajos de hombres” y “trabajos de mujeres”  carece de sentido, pero sí es importante abordar el problema porque todavía queda por desandar la carga cultural, ya que si las mujeres no se inscriben en ciertos cursos tiene que ver con los prejuicios socioculturales.

“Trabajamos por sociedades más plurales y la escuela tiene mucho que ver en esto. Así como se hicieron cambios en las escuelas, trabajaremos en los centros de formación profesional donde hay fuerte impronta masculina”, destacó la referente de Educación en su exposición.

Cabe destacar que así como hay profesiones masculinizadas, también están las que son feminizadas donde las mujeres ocupan más del 80% de los puestos como docencia, enfermería o las relacionadas con la estética.

 

 

Casi todas ellas, a la vez, relacionadas con las tareas de cuidado que se asocian culturalmente a las mujeres y cuerpos feminizados. Por eso también cabe la discusión sobre aquellas tareas de cuidado que no son remuneradas y que llevan una enorme parte del tiempo de las mujeres y que tiene que ver con las tareas domésticas o el cuidado de niños o ancianos.

“El desafío es enorme, pero también tenemos el objetivo claro que es una sociedad más plural para que desde el Estado se pueda brindar las mejores condiciones para la formación y que desde el sistema educativo se acompañe para elegir lo que cada una quiera ser”, destacó Bracci.

En ese sentido, la campaña apuntará a que las jóvenes puedan elegir ser mecánicas, albañilas, maestras mayor de obra o cualquier otro oficio que se enseñe en los talleres de formación profesional que son tradicionales en todos los municipios y que luego se ligan con las empresas.

“Estamos trabajando juntas en varias iniciativas, como la de Comunidades sin Violencia para atender la violencia en los municipios, que tiene una línea que apunta a la salida laboral y ahí estamos con los centros profesionales para fortalecer el camino para las mujeres. Sabemos que la división del trabajo nos habla del empleo remunerado en lo público pero también está el mundo reproductivo en los cuidados, donde somos las que tenemos más pobreza de tiempo”, destacó la ministra Díaz.

La funcionaria expuso un ejemplo que conoce de cerca, ya que la única mujer chofera de la flota provincial oficial trabaja dentro de la órbita del Ministerio

Hay 13 mil choferes de colectivo en la provincia y una sola mujer, ¿cuál es el problema para que las mujeres sean choferas? Es cultural. Las mujeres estamos obligadas a ingresar discriminadas al mundo del trabajo donde hay una brecha del 27%. Por eso abrazamos esta campaña, necesitamos compromisos multi actorales, y pedimos que los sindicatos se involucren”, concluyó la Ministra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *