Pichetto volvió a criticar la cuarentena: “Hay que convivir con el virus”

El auditor general de la Nación volvió a cuestionar el aislamiento y pidió abrir más actividades. Criticas al Papa Francisco por referirse a la meritocracia.
El dirigente rionegrino y excandidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, volvió a criticar la cuarentena por la pandemia de coronavirus y alertó que “hay algunos actores del gobierno que te quieren llevar puesto hasta fin de año” con el aislamiento.“Creo que el presidente esperaba mejores resultados. No le voy a imputar mala fe. La cuarentena podía haber sido por 30 o 40 días. Lo de ahora es insostenible. El fundamento era para preparar a los equipos de salud, compramos la cuarentena como compramos la convertibilidad, en la Argentina es todo extremo”, opinó Pichetto y aseguró que “seis meses es una locura, y con resultado frustrante”.

En esa línea, señaló en diálogo con TN que “en función de esta cuarentena interminable”, “se le ha dado a Fernández la agenda, la decisión de los DNU, de los aciertos y también de los errores”.

Pichetto también le pidió al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, mantener sus decisiones de apertura: “tiene el desafío de tratar de sostener con valentía las decisiones que toma, no puede venir un decretito de Cafiero a cerrarle las terrazas y las habilitaciones de los comercios en atribuciones exclusivas y excluyentes del derecho de la Ciudad”.

“Larreta decidió abrir y hay que bancarse la decisión. Hay que terminar con el control policial en las calles, este modelo policiaco hay que terminarlo”, sentenció.

“Si no recuperamos un proceso de normalidad, tampoco el Congreso ni el Poder judicial van a recuperar la normalidad, y hay algunos actores del gobierno que te quieren llevar puesto hasta fin de año, especialmente en la Provincia de Buenos Aires te quieren llevar hasta no se sabe cuándo, el ministro de Salud dijo que no iba a haber Navidad”, expresó.

En otro orden de cosas, se refirió a la situación de Lázaro Báez: “Es inadmisible una prisión preventiva de cuatro años y medio sin sentencia. En la reforma deberíamos avanzar a un sistema acusatorio con el rol de fiscal trabajando y el juez de garantía. Y hay que ir a un sistema de acuerdo de penas. Cuando hay hechos notorios, infragantis, hay que ir a procesos mucho más acelerados, de lo contrario ningún proceso judicial en Argentina tarda menos de 15 años”.

Asimismo, consideró: “Hubo una línea en Comodoro Py de satisfacción ciudadana muy rápida y efectista a través de la prisión preventiva, entonces la gente cree que en el juicio de instrucción está la sentencia condenatoria y no es así. Hay que ir a un sistema acusatorio, rápido y efectivo al estilo americano. El juicio oral es una excepcionalidad en Estados Unidos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *