Por la circulación de la variante Delta en Europa, la OMS expresó su preocupación ante la flexibilización de las restricciones

Robb Butler, director ejecutivo regional de la Organización Mundial de la Salud, sostuvo que “en algunas de las ciudades anfitrionas de la Eurocopa, los casos de COVID-19 ya están aumentando”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) expresó este martes su “preocupación” ante la flexibilización de las restricciones contra el coronavirus en los países que participan en la Eurocopa de fútbol.

“En algunas de las ciudades anfitrionas, los casos de COVID-19 ya están aumentando en las zonas donde se disputan los partidos”, declaró Robb Butler, director ejecutivo de la oficina regional de la OMS para Europa, a la agencia AFP.

La organización de la ONU, que se negó a nombrar ciudades o países concretos, lamentó el hecho de que “algunos estadios que acogen el torneo están aumentando el número de espectadores que pueden ver un partido”. Las autoridades británicas anunciaron el martes que se permitirán más de 60.000 espectadores en Wembley para las semifinales y la final del torneo, frente a los 40.000 previstos inicialmente.

En las zonas donde aumenta el contagio, la OMS Europa pide que se actúe con rapidez.

“Tenemos que actuar con rapidez (…) desarrollando las pruebas y la secuenciación, intensificando el rastreo de contactos y acelerando la vacunación entre las personas vulnerables y las que corren más riesgo”, afirmó la organización.

En Dinamarca se detectaron 29 casos relacionados con los partidos de la Eurocopa que se celebran en Copenhague, anunciaron el martes las autoridades danesas. Se trata de casos “en los que la persona estuvo enferma durante el partido o se contagió durante el mismo. En teoría, podría haber más personas infectadas”, dijo una responsable de las autoridades sanitarias, Anette Lykke Petri, en una rueda de prensa.

En el país nórdico, el aforo se ha ampliado a 25.000 espectadores desde el 17 de junio, frente a los 16.000 previstos inicialmente.

Por su parte, la OMS destacó el lunes que los casos de coronavirus en Japón actualmente son muy bajos, incluso menores que en países que están acogiendo competiciones deportivas internacionales, pero señaló que seguirá en contacto con las autoridades niponas ante la posibilidad de que haya público en los Juegos Olímpicos de este verano.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.