Por qué es importante para la salud humana lavar con frecuencia el plato de comida de los perros

Según un estudio, la forma en que las personas guardamos y servimos la comida para mascotas, al igual que la frecuencia con la que lavamos los platos, pueden tener consecuencias negativas en nuestra salud.

La investigación fue realizada por la Universidad Estatal de Carolina del Norte y fue publicada en el medio llamado PLOS ONE.

A través de este estudio, se llegó a la conclusión de que la mayoría de los dueños de mascotas está desinformada acerca de las reglas sobre un manejo seguro de alimentos para mascotas y platos, establecidas por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos.

 

Se trata de una serie de medidas de higiene. Entre ellas, se incluye:

  • Lavarse las manos con jabón y agua caliente antes y después de preparar la comida de las mascotas durante al menos 20 segundos
  • Lavar los platos y utensilios utilizados para preparar la comida para mascotas con jabón y agua caliente después de cada uso
  • Usar un utensilio, como una cuchara o taza limpia, para servir la comida en el plato de los perros
  • También se recomienda tirar a la basura aquellos alimentos para mascotas que estén vencidos

Además, el estudio concluyó que una inadecuada manipulación de los alimentos para mascotas puede afectar directamente la salud de los seres humanos, especialmente aquellas personas con sistemas inmunológicos comprometidos.

De esta forma, los platos de comida para perros se clasificaron entre los objetos de la casa más contaminados. Es así como llegan a tener cargas bacterianas similares a las de los inodoros.

El estudio se llevó adelante con 417 personas que convivían con perros. Los científicos descubrieron que solo el 4,7% de ellos estaban al tanto de las pautas de manipulación de alimentos para mascotas.

A su vez, el 43% de las personas que participaron en el estudio aseguró haber guardado comida para perros a menos de 1,5 metros de la comida para humanos. Solo el 34% se lavó las manos después de preparar la comida y el 33% preparó comida para perros en superficies y con elementos destinados al uso humano.

“La mayoría de los dueños de mascotas no saben que los comederos de estas pueden ser una fuente oculta de bacterias en el hogar. Saber cómo mitigar este riesgo y practicar el almacenamiento y la higiene adecuados de los alimentos para mascotas puede hacer que el hogar sea más saludable”, sentenciaron.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.