Por qué los changuitos del supermercado se desvían hacia la izquierda

No es casualidad que casi todos los changuitos del supermercado se ladean y van para donde ellos quieren: los motivos.

Los changuitos del supermercado parecen tomar sus propias decisiones, y se empeñan en llevarnos para donde ellos quieren. Tratar de hacer las compras puede volverse una experiencia frustrante cuando no logramos dominar algo tan sencillo como el carrito de las compras.

Pero a veces parece que se necesitara de alguna destreza especial, que desconocemos, para lograr dominarlos. Y eso que no tienen frenos, acelerados ni embrague.

Lo que pocos saben es que no es una casualidad que los changuitos del supermercado sean tan inmanejables, y que incluso está hecho a propósito. Con un poco de observación y análisis, detectamos cuál es el objetivo de este trastorno.

Si prestamos atención, y probamos con varios carritos, notaremos que la mayoría se desvía hacia el mismo lado: a la izquierda. Y esto no tiene que ver con la posición o la forma de las ruedas, sino con una calculada estrategia de ventas.

Así como las góndolas nos muestran la mercadería en un orden preestablecido por las prioridades de venta, o para que captemos la mayor cantidad de productos expuestos, los changuitos del supermercado están manipulados para hacernos comprar más. Hasta la música que se escucha mientras recorremos los pasillos está pensada para favorecer el consumo.

En el caso de los carritos, el motivo por los que los hacen desviar son varios. Por un lado, el estrés que nos produce no poder llevarlos para donde queremos, nos hace poner nerviosos y comprar más, pensando menos en cada compra. Por el otro, teniendo en cuenta que la mayoría de la población es más hábil con la mano derecha, al desviarse hacia la izquierda hacemos un esfuerzo por mantener el carro en camino, pero nos dejará la mano diestra libre para poner más mercadería en él.

La próxima vez que vayas a hacer las compras, no te sientas mal por no poder controlar un simple changuito: tómalo con calma e intenta que no altere tu compra.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.