Proyecto listo para crear una escuela técnica dependiente de la UNS

La comisión formada para elaborar un proyecto tendiente a la creación de una nueva escuela técnica dependiente de la Universidad Nacional del Sur finalizó su trabajo la semana pasada, y entregó al Rectorado el documento con sus conclusiones.

En sus aspectos curriculares y académicos, propone una escuela con siete años de duración, con dos cursos de 26 alumnos por año, y que otorgue el título de “Técnico en transformaciones digitales y gestión de datos”.

Además de los contenidos obligatorios de todas las escuelas medias, en el área específicamente técnica se buscará ofrecer una sólida formación en Análisis de Datos, Programación, Sistemas Operativos, Estadística básica, Inteligencia Artificial y Aplicaciones, Bases de Datos y Arquitectura de Computadoras, entre otros. Será con una jornada extendida que abarque actividades de mañana y tarde, con almuerzo en la institución.

Se prevé, en este sentido, la implementación de distintos dispositivos y la realización de actividades que puedan fortalecer las capacidades socioeducativas del alumnado y la comunidad, así como favorecer la integración social al interior de la institución. Para ello se contempla una sala comedor, becas, asistencia sanitaria y de la salud, actividades recreativas y deportivas.

La propuesta incluye un análisis de la realidad educativa de la escuela media en general, los requerimientos actuales en materia de recursos humanos, el plan de estudios, las formas de acompañamiento académico y socioeconómico a los y las estudiantes, y hasta las posibles ubicaciones.

En la Comisión participaron 17 expertos y expertas de distintas áreas de la UNS como Educación, Economía, Arquitectura, Matemática, Electrónica y Computación, y además se mantuvieron reuniones con autoridades educativas de la ciudad, referentes barriales y otros actores comunitarios.

El mencionado proyecto establece la necesidad de contar con aulas tradicionales y espacios para docentes y directivos, pero también talleres y laboratorios específicos, espacios de biblioteca y salas de estudios, salas de computadoras, salón de actos, sala de reuniones, aulas multimedia e hibridas, además de espacios para actividad física, recreación, y actividades al aire libre. Además, se habilitarán espacios con gabinetes individuales para almacenamiento de herramientas, material de estudio, indumentaria y demás elementos que cada alumno lleva y usa habitualmente en la escuela, sanitarios con duchas y espacios para cambiarse, y otros espacios que permitan el desarrollo de jornadas extendidas. En total, se calculan 2600 metros cuadrados para actividades académicas, y 7000 metros cuadrados cubiertos en total. Los expertos de la comisión consideraron que se necesita para su emplazamiento un terreno de 1,5 hectáreas. Luego de la evaluación de alternativas, sugirieron seis posibles localizaciones:

  • Villa Espora, en el predio de una escuela abandonada.
  • El predio de la Unión Obrera Metalúrgica en Grünbein
  • El barrio Stella Maris, donde un privado cedería 1,5 has
  • En calle Don Bosco próximo al club La Armonía
  • Dos ubicaciones en avenida General Arias, entre los barrios San Martín y Villa Rosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.