Qué es la niebla mental, la nueva secuela del coronavirus

Desde que comenzó la pandemia de coronavirus en todo el mundo, cada vez se fue recolectando más información sobre el virus y sus consecuencias.

Más allá de la producción de vacunas y el conocimiento de medicamentos que sirven para el tratamiento de la enfermedad, los millones de casos que hubo alrededor del mundo sirvieron para encontrar ciertas secuelas a largo plazo.

Mientras que la más común pasa por tener afectado el sentido del olfato, un nuevo estudio descubrió que también puede haber consecuencias a nivel neurológico.

La investigación, llevada a cabo por autores de la Escuela de Medicina Icahn del Monte Sinaí de Nueva York y publicada en la revista JAMA Network Open, se basó en la historia clínica de los pacientes que sufrieron coronavirus en la localidad.

Los resultados indicaron que casi una cuarta parte de los pacientes experimentaron problemas de memoria. Además, el concepto de niebla mental excedió a esta cuestión e involucró al funcionamiento general de la mente. Por otro lado, aunque no fueron los únicos afectados, quienes fueron hospitalizados sufrieron las consecuencias más graves.

“En este estudio, encontramos una frecuencia relativamente alta de deterioro cognitivo varios meses después de que los pacientes enfermaran por COVID-19. Las deficiencias en el funcionamiento ejecutivo, la velocidad de procesamiento, la fluidez de las categorías, la codificación de la memoria y el recuerdo fueron predominantes entre los pacientes hospitalizados”, expresaron los investigadores.

Por último, también aclararon que estos patrones coinciden con los primeros informes que explican este tipo de afecciones después de sufrir la enfermedad: “Este patrón es coherente con los primeros informes que describen un síndrome disejecutivo después del COVID-19 y tiene implicaciones considerables para los resultados ocupacionales, psicológicos y funcionales”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.