Registro de alquileres en la AFIP: qué impuestos se deben pagar al “blanquear” los contratos

Para los tributaristas, la nueva medida puede incentivar más evasión. Qué deben tener en cuenta los monotributistas y los que están inscriptos en el régimen general

No es novedad que los propietarios de un inmueble que se encuentra alquilado deben inscribirse en la AFIP y pagar distintos impuestos, según su categoría de contribuyente. Sin embargo, el mercado de los alquileres suele ser bastante informal y no todos los dueños cumplen con estas obligaciones. Esta semana, el ente recaudador dispuso un nuevo registro para declarar los contratos de locación, tal como estaba previsto en la Ley de Alquileres vigente desde julio del año pasado.

Para registrar los alquileres como monotributista, el total de la facturación anual del contribuyente no debe superar los $1,7 millones y no se debe contar con más de tres inmuebles alquilados o más de tres actividades económicas desarrolladas. En ese caso, se debe registrar el contrato de alquiler, emitir comprobantes tipo “C” y declarar los inmuebles en la presentación de Bienes Personales. En cuanto al pago de Ingresos Brutos, en la ciudad de Buenos Aires, desde diciembre del año pasado, están exentos los alquileres cuyo valor mensual esté por debajo de los $30.000.

Los contratos que se deben declarar en el nuevo régimen son:

– Locaciones de bienes inmuebles urbanos.

– Arrendamientos sobre bienes inmuebles rurales.

– Locaciones temporarias de inmuebles (urbanos o rurales) con fines turísticos, de descanso o similares.

– Locaciones de espacios o superficies fijas o móviles dentro de bienes inmuebles como locales comerciales, supermercados, hipermercados, shoppings o galerías de compras.

“Este tipo de regímenes de información que ya existen nunca contribuyeron a la formalización de la economía. Eso se evidencia en que después de esta lógica de la información permanente, la burocracia y el reglamentarismo, cada vez la informalidad es mayor”, señaló Iván Sasovsky, fundador de Sasovsky & Asociados. “Para los que están formalizados, va a implicar mayores costos y esos se va a trasladar a los precios. Para los que no estaban formalizados, estas cuestiones espantan aún más y suben el premio al evasor”, agregó.

Desde el sector inmobiliario aseguran que la rentabilidad para los propietarios hoy está en los niveles más bajos históricamente. Según los datos de la plataforma Zonaprop, la rentabilidad en 2020 fue de 2,45% bruto anual, en baja con respecto a 2019. Es decir, el propietario necesita 40,8 años de alquiler para recuperar la inversión en su inmueble.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *