Sarampión en Argentina: cómo se contagia, cuáles son los síntomas y cuándo hay que vacunarse

A partir del resultado positivo de la prueba de PCR, el Ministerio de Salud de la Nación confirmó el primer caso autóctono de sarampión en Argentina.

Se trata de una niña de 2 años, residente en el partido de Vicente López, de la provincia de Buenos Aires, que ha mantenido contacto con un familiar que regresó recientemente de un viaje por Europa y África.

La investigación epidemiológica del caso se inició el día 7 de julio con el caso sospechoso de sarampión, por parte de un efector público de la provincia de Buenos Aires. El diagnóstico fue confirmado por el laboratorio nacional de referencia.

Los contactos escolares y familiares de la niña se encuentran en seguimiento. El municipio y la provincia realizan las acciones de control de foco, y el laboratorio nacional de referencia continúa los estudios moleculares correspondientes.

Cuáles son los síntomas del sarampión

Es una infección mayormente infantil causada por un virus. Si bien la afectación bajó considerablemente desde la creación de la vacuna, sigue siendo una enfermedad de fácil propagación y que requiere de atención rápida.

Sobre esa línea, los primeros signos o síntomas aparecen luego del período de incubación, entre 10 y 14 días después de la exposición o momento de contagio del virus y pueden prolongarse hasta tres semanas. Los más frecuentes son:

 

  • Fiebre
  • Tos seca
  • Goteo nasal o moco acuoso
  • Dolor de garganta
  • Conjuntivitis
  • Manchas blancas, similares a llagas diminutas, con centro blanco azulado y fondo rojo dentro de la boca, principalmente del lado interno del cachete
  • Sarpullido con manchas grandes y planas que hasta pueden fundirse entre sí en el cuerpo

Cabe recordar, los síntomas aparecen de manera gradual, inician como una enfermedad leve y en un momento se profundizan abruptamente, pero no siempre se presentan todos juntos. Asimismo, el sarpullido y los demás síntomas disminuyen paulatinamente.

Cómo se contagia 

El contagio se produce en las partículas del aire cuando una persona infectada tose o estornuda. También por saliva, por contacto directo con la persona enferma, por contacto con el virus en alguna superficie. Según los especialistas, las posibilidades de contagio en caso de exposición al virus son de un 90%.

Una persona con sarampión puede contagiar durante aproximadamente ocho días. Ese período se inicia cuatro días antes de que aparezca el sarpullido y finaliza después de cuatro días desde su primera aparición.

Cuáles son las posibles complicaciones del sarampión

Una vez atravesada la enfermedad, el sarampión puede dejar algunas secuelas y complicaciones debido a una debilitación del sistema inmunológico y respiratorio. Las problemáticas más comunes son las infecciones bacterianas en los oídos o sistema respiratorio (bronquitis o laringitis).

Esquema de vacunación contra el sarampión: para niños y adultos

El lanzamiento de una vacuna logró aumentar los niveles de prevención y reducir la tasa de mortalidad.

Sin embargo, el sarampión puede ser grave e incluso mortal para los pequeños. A pesar de los avances, la enfermedad mata a más de 100.000 personas por año en el mundo, la mayoría menores de 5 años. 

Por este motivo, es importante mantener al día el calendario de vacunación obligatorio, que incluye la inmunización contra éste virus y se administra en niños de entre 1 y 4 años.

La primera dosis suele administrarse entre los 12 y los 15 meses de vida y la segunda entre los 4 y los 6 años de edad.

En caso de los niños, adolescentes y adultos que no hayan recibido las primeras dos dosis en los momentos sugeridos por las autoridades sanitarias, se suelen aplicar ambas vacunas con una diferencia de 4 semanas entre una y otra.

Todas las personas nacidas después de 1957 que no hayan recibido la vacuna, pueden solicitar su aplicación en los centros vacunatorios y algunas farmacias.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.