Se eligieron los ganadores para reducir la huella de carbono en el Puerto

Los ganadores fueron “Nanosorb”, Lilo Track”, “Identificación de vías naturales de descarbonización por medio de imágenes satelitales”, “Bio refinería de microalgas para biorremediación de hidrógeno de carbono y aguas residuales”. Además, en la categoría intraemprendedores, la cual era una terna donde las y los trabajadores del consorcio podían presentar proyectos, resultó ganadora la idea de un videojuego interactivo de realidad ampliada para concientizar sobre el cuidado de nuestro estuario.

Todos los proyectos fueron analizados por un comité de evaluación compuesto por profesionales del CGPBB y expertos invitados, donde se decidieron los cinco ganadores. Nanosorb propone la generación de un filtro purificador capaz de eliminar diversos contaminantes del agua a través de la unión entre la nanotecnología y el uso de residuos orgánicos. Asimismo, el proyecto “Lilo Track” esboza un sistema integral de monitoreo de cargas que posee un hardware central y sensores para recibir información del flujo de contenedores de carga en tiempo real.

Federico Susbielles, presidente del Consorcio de Gestión del Puerto de Bahía Blanca remarcó: “Culminado el proceso de selección vinculado a la reducción de emisión de carbono, es gratificante ver a nuestros institutos científicos y emprendedores jóvenes ser parte, afirmando que el Puerto apuesta por la innovación, la tecnología y por la producción ligada a la sustentabilidad y sostenibilidad”.

Se recibieron 20 proyectos que ofrecen soluciones para disminuir la Huella De Carbono en el sector portuario. Los mismos provienen de las provincias de Buenos Aires, Río Negro, Santa Fe y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Se han presentado proyectos muy variados que abarcan temas como generación de energías renovables, economía circular, medición de variables ambientales y emisiones de CO2 y eficiencia energética entre otros. De la totalidad se seleccionaron ocho finalistas, resultando los cinco ganadores. Accederán a $1.500.000 de financiamiento, un proceso de aceleración, mentorías y la posibilidad de implementar una prueba piloto en el Puerto de Bahía Blanca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.