Semana Santa: qué días no se come carne y por qué

Forma parte de una tradición católica que busca conmemorar la pasión, obra, muerte y resurrección de Jesucristo.

La Cuaresma es una época relevante para la religión católica, que abarca 40 días en la que los fieles conmemoran la pasión, obra, muerte y resurrección de Jesucristo.

Durante este 2022, la misma comenzó el 2 de marzo, con el Miércoles de Ceniza, sigue con Semana Santa y finaliza con el Domingo de Pascua, el 17 de abril.

Durante este período, no solo se reflexiona, sino que también se realizan otras prácticas como el ayuno y dejar de comer carne.

Qué días no se come carne en Semana Santa

Las prácticas católicas más ortodoxas marcan que no hay que comer carne durante toda la Cuaresma. No obstante, hay quienes optan por no hacerlo durante todos los viernes de esa etapa y otros que lo ponen en marcha únicamente el Viernes Santo, es decir, el 15 de abril.

Por qué no se come carne en Semana Santa

La tradición se fundamenta según lo retratado en la Biblia, en relación a que los feligreses honraron la penitencia que hizo Jesús al recorrer el desierto en ayuno.

Respecto al dejar de comer carne, hay dos explicaciones. Por un lado, se debe no tanto al color, sino por su esencia: mientras que las carnes rojas provienen de mamíferos terrestres de sangre caliente que se vinculan con lo mundano, las blancas son de animales aéreos o acuáticos.

La segunda teoría tiene que ver con que durante la Cuaresma se busca recordar el sacrificio que hizo Jesús, porque lo que se intenta erradicar todo tipo de placer y lujuria. En este sentido, la ingesta de comida debe disminuir y en ella se ve afectado el consumo de carne.

Qué se celebra en Semana Santa

En el cristianismo, la Semana Santa conmemora la Pasión de Cristo, una serie de eventos que incluye la entrada de Jesús en Jerusalén, la Última Cena, el Vía Crucis, su muerte el Viernes Santo y su resurrección el Domingo de Pascua.

La Semana Santa comienza el Domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección y su fecha varía entre marzo y abril. En el año 325, el Primer Concilio de Nicea determinó que la celebración del Domingo de Pascua sería el primer domingo siguiente a la primera luna llena posterior al 21 de marzo. De esta forma, puede caer entre el 22 de marzo y el 25 de abril.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.