Sergio Berni habló sobre el jubilado que mató a un ladrón: “actuó en legítima defensa”

Adolfo Ríos, de 71 años, fue beneficiado con arresto domiciliario aunque está imputado por el delito de homicidio agravado.

El ministro de Seguridad de Buenos Aires, Sergio Berni, consideró que el herrero jubilado que mató de un balazo a uno de los cinco delincuentes que entraron a robar a su casa del partido bonaerense de Quilmes el viernes pasado, actuó en “legítima defensa” y cuestionó el accionar de la Justicia en el tratamiento de estos casos.

En tanto, los hijos del herrero Adolfo Ríos (71), aseguraron que resolvieron vender la casa en la que su padre fue asaltado el 17 de julio último, ante las amenazas presenciales y a través de las redes sociales que sufrieron en las últimas horas por parte de los familiares del delincuente fallecido.

El ministro de Seguridad provincial aseguró en una entrevista con Radio Cadena 3 que el jubilado “no se levantó con la intención de dañar a nadie y fue agredido por cinco delincuentes”, y reprochó el tratamiento judicial que se le da a estos casos, al sostener que hay “una crisis de justicia muy importante que tiene que ver con liberar a los presos”.

“Cuando se libera a un delincuente se sabe lo que pasa. Hay un hartazgo en la sociedad por la inacción de la Justicia que ve que se cuidan los derechos de los delincuentes y no los de ellos”, manifestó Berni.

En este sentido, consideró que “la Justicia es lerda y perezosa, que reacciona más a los comentarios de la vida mundana que a los principios de la justicia; por eso no funciona”.

“A cada acción le corresponde una reacción, y la acción deliberada de no impartir justicia está llevando a una reacción de la ciudadanía que no es buena y no es el camino al que debemos apuntar”, remarcó el titular de la cartera de Seguridad bonaerense.

“El gran desafío es ver cómo lo reformamos y cómo hacemos que funcione el sistema judicial, que parece que está más interesado en defender los derechos delos ladrones que de los ciudadanos”, enfatizó.

Ríos fue beneficiado en la tarde de ayer con el arresto domiciliario por el juez de Garantías 2 quilmeño, Martín Nolfi.

El hecho ocurrió el viernes cerca de las 5, cuando los ladrones ingresaron a robar a la vivienda de Ríos, ubicada Ayolas al 2700, en Quilmes Oeste.

El jubilado fue sorprendido mientras dormía y fue golpeado e intimidado por los asaltantes con un destornillador mientras le exigían dinero, en ese momento extrajo una pistola Bersa Thunder calibre 9 milímetros de su propiedad y les efectuó al menos seis disparos que los hizo huir de inmediato.

En las imágenes de las cámaras de seguridad se ve a uno de los ladrones desarmado y a Ríos dirigiéndose hacia él portando el arma de fuego, hasta que en un momento el delincuente dejó de moverse, por lo que los investigadores creen que ese fue el instante en que le disparó en el tórax.

(Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *