Un proyecto de ley mitigaría el descontrol pesquero en el Mar Argentino

Más de 400 buques pesqueros llegan al límite de la ZEE argentina para aprovechar el vacío legal de las aguas internacionales. El proyecto de ley de Área Marina Protegida Bentónica en el Agujero Azul podría hacer frente a esta amenaza.

El proyecto de ley de Área Marina Protegida busca proteger una zona que alberga ecosistemas únicos con biodiversidad silvestre icónica, como la ballena franca austral y otras especies en peligro de extinción.

Ubicado al límite de la zona económica exclusiva, a la altura del Golfo San Jorge, es una de las dos áreas exclusivas a nivel mundial en aguas internacionales donde se realiza la mayor parte de la pesca de arrastre.

Gracias a la ampliación de la plataforma continental del Mar Argentino, el país tiene una oportunidad única de dar un primer paso para proteger el ecosistema del Agujero Azul.

A un año de la expedición de Greenpeace por el Atlántico Sur como parte de su campaña por la protección del Mar Argentino, la organización ambientalista afirma: “Habiendo navegado por el Agujero Azul, a lo largo de la plataforma continental patagónica, zona donde llegan más de 400 buques pesqueros que aprovechan el vacío legal de las aguas internacionales, desde Greenpeace apoyamos este proyecto de ley que propone convertir esta zona en Área Marina Protegida».

El informe de Greenpeace, “Protejamos al Mar Argentino de la pesca destructiva” revela cómo los buques pesqueros de distintos lugares del mundo llegan a esta región a pescar  con técnicas dañinas para el medio ambiente e incurren en prácticas ilegales.  En su recorrido  de treinta días por el Atlantico Sur, la organización ambientalista llegó hasta el Agujero Azul y pudo evidenciar un descontrol pesquero al límite de la ZEE argentina: ecosistemas marinos devastados, contaminación, desregulación e incluso violación a los derechos humanos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.