Variante Delta en EE.UU: Arkansas casi se queda sin camas de UCI

Solo ocho camas de la unidad de cuidados intensivos estaban disponibles el lunes en el estado de Arkansas, dijo su gobernador, ya que la rápida propagación de la variante Delta del coronavirus llevó los casos y las hospitalizaciones en Estados Unidos a un nivel máximo en los últimos seis meses.

 

En la vecina Texas, el gobernador Greg Abbott pidió a los hospitales que pospusieran las cirugías electivas a medida que la variante se extendía por zonas del país, incluidos muchos estados del sur que lidiaban con bajas tasas de vacunación.

A nivel nacional, los casos de COVID-19 han promediado 100.000 durante tres días seguidos, un 35% más durante la semana pasada, según un recuento de Reuters de datos de salud pública. Louisiana, Florida y Arkansas reportaron la mayoría de los casos nuevos la semana pasada, según la población.

Las hospitalizaciones aumentaron un 40% y las muertes, un indicador rezagado, registraron un aumento del 18% en todo el país durante la semana pasada.

«Vimos el mayor aumento de hospitalizaciones en un solo día y hemos eclipsado nuestro máximo anterior de hospitalizaciones por COVID», dijo el gobernador de Arkansas, Asa Hutchinson, en Twitter. «Actualmente sólo hay ocho camas de UCI disponibles en el estado».

Hutchinson, un republicano, instó a los habitantes de Arkansas a que se vacunen contra la pandemia, lo que muchos de sus electores han dudado en hacer en parte debido a la desinformación generalizada sobre las vacunas COVID-19.

Abbott, quien en mayo emitió una orden que prohíbe a los gobiernos locales exigir máscaras para ayudar a prevenir la propagación del virus, dijo el lunes que aumentaría el número de clínicas en Texas donde los pacientes con COVID pueden recibir infusiones de anticuerpos.

Florida estableció un nuevo récord en un solo día con 28,317 casos el domingo, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Las hospitalizaciones en Florida han estado en niveles récord durante ocho días seguidos, según el análisis de Reuters. La mayoría de los estudiantes de Florida deben regresar al salón de clases esta semana, ya que algunos distritos escolares debaten si se requieren máscaras para los alumnos.

Sosteniendo carteles, los defensores de las máscaras y los opositores se reunieron en el edificio de las escuelas del condado de Pinellas cerca de San Petersburgo el lunes, donde la junta escolar convocó una sesión especial para discutir los protocolos de las máscaras.

El presidente del segundo sindicato de maestros más grande de la nación anunció el domingo un cambio de rumbo al respaldar las vacunas obligatorias para los maestros estadounidenses en un esfuerzo por proteger a los estudiantes que son demasiado jóvenes para ser vacunados.

La cantidad de niños hospitalizados con COVID-19 está aumentando en todo el país, una tendencia que los expertos en salud atribuyen a que la variante Delta tiene más probabilidades de infectar a los niños que la cepa Alpha original.

Con el virus volcando una vez más la vida de los estadounidenses después de una breve pausa de verano, el impulso para vacunar a los que aún se muestran reacios ha cobrado un nuevo impulso.

El Pentágono dijo el lunes que buscará la aprobación de Biden a mediados de septiembre para exigir que los miembros militares se vacunen.

Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.