La Sociedad Argentina de Pediatría pidió evidencias científicas a la Anmat para recomendar la vacuna Sinopharm a menores

Infobae dialogó con Omar Tabacco y otros expertos sobre los anuncios que realizó el Ministerio de Salud sobre la vacunación en la población de 3 a 11 años.

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) emitió un comunicado donde solicita evidencias científicas a la Anmat y las autoridades del Ministerio de Salud sobre los anuncios que realizó ayer la ministra del área, Carla Vizzotti, quien afirmó que nuestro país aprobó la vacuna Sinopharm contra coronavirus para niños de entre 3 y 11 años como un avance más para combatir la pandemia por COVID-19.

“Esperamos acceder en los próximos días a las evidencias científicas que han permitido a la Anmat autorizar al Ministerio de Salud de la Nación la utilización, en situación de emergencia, del uso de la vacuna a virus inactivada Synopharm en la población de 3 a 11 años”, dice el comunicado oficial de la SAP.

Antes aclaró: “Estamos a favor de la vacunación de menores de 12 años con vacunas seguras, como herramienta de protección para su propia salud, tratándose de individuos actualmente vulnerables; como necesidad epidemiológica general para disminuir la circulación viral comunitaria y como factor importante para garantizar la presencialidad escolar cuidada».

«Aconsejamos iniciar la vacunación en menores de 12 años con grupos priorizados, establecidos en base a comorbilidades, en forma semejante a la población de 12 a 17 años”.

“Sabemos que los chicos se tienen que vacunar, por la epidemiología propia de esta pandemia y porque hoy son población vulnerable. Si uno se fija qué pasó con la variante Delta en otros países del mundo, vemos que se han enfermado más por no estar vacunados y por estar expuestos al virus. Aunque no sea la población que más riesgo tienen porque se han enfermado menos desde el comienzo de la pandemia, el riesgo para ellos no es cero. Personalmente estoy convencido que la vacuna de Sinopharm, basada en virus inactivados será una vacuna segura y eficaz para los menores”, sostuvo el experto en pediatría.

Pero remarcó: “Necesitamos tener la evidencia científica concluyente de estudios clínicos publicados en Fase III, cosa que hoy no la tenemos. Lo único que existe es una publicación en The Lancet sobre su eficacia y seguridad en estudios clínicos de Fase I y II. Suponemos que la Anmat tendría que tener esa evidencia científica para haberla aprobado ayer. Por eso le estamos pidiendo por medio de este comunicado, los documentos en que se basó para autorizarla en menores de 3 a 12 años. Para que nuestras recomendaciones sean categóricas y basadas en evidencia”.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.