Ataques de perros «peligrosos»: “Tiene más que ver el condicionamiento de cómo se lo educa más que la genética”

Once provincias ya crearon registros o establecieron normas para regular la tenencia de estas mascotas. El director del área de Veterinaria de Bahía explicó cómo funciona la ordenanza local.

En los últimos días se han registrado varios ataques producidos por perros considerados “potencialmente peligrosos”. Precisamente, producto de un episodio de este tipo murió un hombre en Ezeiza y también en un hecho similar falleció una niña de 9 años en San Juan, mientras que otra menor en San Miguel resultó gravemente herida.

Por estos y otros antecedentes, once provincias ya crearon registros o establecieron normas para regular la tenencia de mascotas consideradas “peligrosas”, o llamadas “temperamentales”, y evitar así estas agresiones.

Al respecto, Fernando San Juan, director del área de Veterinaria de Bahía Blanca conversó con el programa radial La Mesa Dominguera y explicó acerca de los principales aspectos de la ordenanza que rige en la ciudad.

San Juan señaló que “nuestra ordenanza es como que está un tanto obsoleta, porque científicamente está comprobado que no es tan así” en referencia a la clasificación de razas que podrían definirse como «peligrosas».

“Hay que ayornarla y modificar en algunos artículos. Se está aplicando parte de la ordenanza 13.948, en general son 2 o 3 artículos que marcan como debe llevar el animal una persona en la vía pública”, agregó.

Fernando San Juan, director del área de Veterinaria de Bahía Blanca. (Foto: Facebook)

“Me llamó la atención que hablaran de perros «potencialmente peligrosos». El concepto nuestro, en general, es que son «dueños potencialmente peligrosos» realmente porque tiene más que ver el condicionamiento del perro de cómo se lo educa más que la genética”, explicó el especialista.

Y continuó “sobre la parte genética hay estudios científicos que hablan de un 20% que tiene injerencia, después es un 80% en la educación del animal”.

«Potencialmente peligroso» puede ser cualquier perro, depende a la persona que muerda, si se trata de un bebé de meses, un perro chiquito también lo es.

“El periodo de sociabilización del perro va desde los 45 días hasta los primeros 4 meses, que son fundamentales. Lo que tratamos de hacer es un intermedio, que el perro vea gente, autos, interactúe con animales, vea personas con discapacidad; cosas que en la etapa adulta las va a seguir viendo. De esta manera él va canalizando toda esa información y el día de mañana no va a actuar en forma desapropiada” sentenció el profesional.


Escuchá acá el audio de la nota completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *