Biden acaricia la presidencia y Trump denuncia fraude

El candidato demócrata estaba a un paso de convertirse en presidente electo con los últimos resultados, pero el actual mandatario estadounidense denunció fraude y recurrió a la Justicia para que se detenga el recuento de los votos en algunos de los estados.

El candidato demócrata Joe Biden estaba a un paso de convertirse en presidente electo de Estados Unidos, pero Donald Trump denunció fraude y recurrió a la Justicia para que se detenga el recuento de los votos en algunos de los estados que podrían definir si retiene o no la Casa Blanca.

Con el escrutinio nacional casi completado, Biden estaba a apenas seis votos de los 270 que necesita un candidato en el Colegio Electoral para ser declarado presidente de Estados Unidos, luego de que las principales cadenas de noticias proyectaran su triunfo en los cruciales estados de Wisconsin y Michigan, en el Medio-Oeste del país.

El senador y exvicepresidente Biden, de 77 años, podría alcanzar esos seis electores si gana en Nevada, que anunciará sus resultados el jueves, y llegar a la Casa Blanca prescindiendo de Pensilvania, el otro estado del que parecía depender el futuro de la Presidencia del país.

Horas antes, en la madrugada, y cuando los resultados aún no eran claros, Trump se apresuró a denunciar fraude a favor de Biden y dijo estar listo a pedir a la Corte Suprema que resolviera las disputas sobre el escrutinio.

“Este es un fraude (…) Queremos que la votación se detenga”, dijo desde la Casa Blanca, luego de que millones de personas se volcaran ayer las urnas para una elección histórica con la mayor participación desde que las mujeres lograron el derecho al voto, en 1920: un 66,8%, o 160 millones de electores, según la web Elections Project.

Más tarde, cuando ya estaba claro que la Presidencia dependía de un puñado de estados donde aún se contaban los votos, su equipo de campaña impugnó el escrutinio ante la Justicia en Michigan y Pensilvania y pidió un recuento de votos en Wisconsin.

Las demandas exigen que se detenga el recuento en esos dos estados hasta que se dé “mejor” acceso a fiscales republicanos a los lugares donde se procesan y cuentan los votos, dijo Justin Clark, el subdirector de la campaña de Trump.

Trump iba por delante de Biden en Pensilvania, pero la distancia se estaba acortando a medida que se contaban los votos por correo, en una elección de escrutinio complicado en gran parte por la pandemia de coronavirus, que hizo que el voto por anticipado, presencial pero sobre todo por correo, batiera todos los récords: más de 100 millones.

Biden respondió a la ofensiva legal de Trump con una breve declaración leída desde Wilmington, en su estado de Delaware, en la que dijo que el pueblo no será “silenciado” ni “intimidado”, informó CNN.

“Nosotros, el pueblo, no vamos a ser silenciados. Nosotros, el pueblo, no vamos a ser intimidados”, afirmó el demócrata, que agregó: “Cuando finalice el conteo, creo que vamos a ser los ganadores”.

Cuando todavía seguían en suspenso los resultados de cinco estados, incluyendo, Georgia y Carolina del Norte, Biden señaló: “Está claro que hemos ganado suficientes estados para alcanzar los 270 votos electorales”.

Fuente: Telam

Un comentario en «Biden acaricia la presidencia y Trump denuncia fraude»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *