Cómo y por qué el covid puede afectar el corazón de los jóvenes

Un estudio revela que el SARS-CoV-2 podría tener un impacto a largo plazo en los vasos sanguíneos y en la salud del corazón de los jóvenes.

Hasta hace poco, los adultos mayores estaban dentro del segmento más vulnerable frente al coronavirus. Sin embargo, y con el avance del plan de vacunación y la aparición de nuevas variantes, los más jóvenes pasaron a ser los más afectados por la enfermedad, sobre todo con la aparición de la Delta de la India.

Así lo reveló Estados Unidos, Israel y varios países de Europa, cuyo registro de nuevos contagios fueron más en menores de 21 años.

Los científicos alertaron varias veces sobre las secuelas cardíacas, a mediano y largo plazo, que puede dejar el covid en los infectados.

La miocarditis es uno de los trastornos más comunes del covid prolongado. Ahora, un nuevo estudio científico reveló que el SARS-CoV-2 podría tener un impacto a largo plazo en los vasos sanguíneos y en la salud del corazón de los adultos jóvenes relativamente sanos que no fueron hospitalizados y que solo tenían síntomas leves del virus en el transcurso de la enfermedad.

Los investigadores que participaron del estudio, observaron una mayor rigidez de las arterias en estos jóvenes que habían pasado la enfermedad de manera leve. Esto aumenta el riesgo de complicaciones cardiovasculares bastante tiempo después de haber superado el covid.

Para comparar las secuelas a nivel arterial, los investigadores estudiaron a adultos jóvenes unas 3 y 4 semanas después de haber sido infectados. Lo que hicieron fue utilizar un ultrasonido en la arteria carótida y tomar grabaciones de esa imagen durante 10-15 latidos cardíacos. Las grabaciones se analizaron mediante un software para detectar si había rigidez en la carótida.

Obtenidos los resultados, pudieron comprobar que el virus puede tener efectos perjudiciales en las arterias de todo el cuerpo. 

Si bien no se sabe cuánto puede durar la rigidez arterial producto del covid en adultos jóvenes, los especialistas hicieron un seguimiento de los pacientes durante seis meses. Alli notaron que la mayoría se recupera rápidamente de la infección, pero no tanto de las secuelas arteriales. 

Fuente 0291 y RT

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.