Conocé los detalles de la visita del Ministro Katopodis a Bahía.

El Ministro de Obras Públicas de la Nación arribó a Bahía Blanca bien temprano en la mañana. En primera instancia se dirigió al Municipio de la ciudad, ubicado en Alsina 65, donde se reunió con el Intendente Héctor Gay.

Luego de ese encuentro fue el momento de la atención a la prensa. Allí, tanto Gay como Katopodis, dieron un discurso armonioso más allá de la diferencias partidiarias.

Mientras esbozaban sus conceptos, escuchaban muy atentamente los  protagonistas de la política local. Los que dijeron presente:

Federico Susbielles, Presidente del Puerto de Bahía Blanca.

Marcelo Feliú, Senador Provincial.

Ayelén Durán, Senadora Provincial.

Gabriel Godoy, quien fue uno de los principales armadores de esta visita, Diputado Provincial.

El Concejal, Luis Calderaro.

Además de la comitiva que acompañó a Katopodis:

Jaime Perczyk, Secretario de Políticas Universitarias.

El Intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

Y Juanchi Zabaleta, Jefe Comunal del Partido de Hurlingham.

 

Posterior a la atención a los periodistas, todo este contingente de personas se dirigió al Centro Histórico Cultural en Rondeau 29. Muchos quedaron sorprendidos, porque a pesar de la corta distancia que separa ambos lugares, fueron caminando en la fría pero soleada mañana bahiense. (Hasta hubo un bocinazo de aliento) 

En ese recorrido pudo verse cierta complicidad y relajo por parte de dirigentes, siempre manteniendo los protocolos correspondientes (distanciamiento y uso de tapabocas). El más preocupado por estas obligaciones siempre fue Insaurralde, quien padeció COVID-19 y ya está recuperado.

Llegados al Centro Histórico, y luego de aprovechar unas infusiones, se dio la firma de convenios para la UTN y UNS.

A Juanchi Zabaleta se lo vio muy gentil sirviendo café a los reunidos en dicho espacio. Gay se acercó y se vislumbró momentos de charla y disposiciones con buen tino político. Hasta hubo tiempo de risas cuando Katopodis pidió silencio a los Intendentes del conurbano.

Finalmente, visitaron vertiginosamente la UTN y partieron rumbo a la ruta 33, para luego llegar al Puerto de Bahía Blanca.

En definitiva siempre es un buen augurio la presencia de un dirigente nacional en nuestra ciudad. En contexto de pandemia, la empatía política es fundamental. Parece que, por al menos un día, en Bahía quedó de lado la grieta.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *