Coronavirus: la Provincia pone en marcha un protocolo para la prevención y el control en adultos mayores

Dispone de equipos de salud, geriátricos y recomendaciones de cuidado para personas de más de 60 años ante la pandemia de COVID-19.

El protocolo para la prevención y control de coronavirus en adultos mayores rige desde hoy en la provincia de Buenos Aires.

Según precisaron, el documento detalla medidas generales de distanciamiento social para los adultos mayores, entre las que se destaca “la distancia interpersonal mínima de un metro y no realizar eventos o reuniones”.

Se propone «utilizar medios electrónicos para la realización de gestiones y trámites, trabajar a distancia en la medida que sea posible y no compartir utensilios, incluido el mate». Además, “cancelar actividades que no sean esenciales y no utilizar el transporte público, salvo extrema necesidad, y evitar viajar en horas pico”.

Las personas mayores de 60 años deberán «permanecer en el domicilio la mayor parte del tiempo y minimizar el contacto social, evitar contacto con personas con síntomas respiratorios o que volvieron de zonas afectadas en los últimos 14 días, y lavarse frecuentemente las manos, ventilar espacios y limpiar ambientes y superficies».

Entre las recomendaciones para los equipos de salud, se propone “diseñar planes para garantizar la provisión del tratamiento de enfermedades crónicas en domicilio, el uso de receta electrónica y garantizar en los sectores de salud horarios o turnos protegidos para adultos mayores”.

Por otra parte, se formulan sugerencias para las residencias de adultos mayores, como restringir el acceso a la residencia y la circulación, prohibición de ingreso a toda persona que no trabaje en la residencia, controles de temperatura corporal al personal, uso de alcohol en gel y desinfección.

El documento, además, destaca la importancia de “repartir las cuatro comidas y la medicación dentro de las habitaciones o en grupos reducidos en el comedor y disminuir al mínimo el contacto entre el personal y los residentes”.

“Si un residente o trabajador presenta síntomas, se deberá avisar telefónicamente al servicio de emergencia y aislar a la persona en el espacio destinado a tal fin, con barbijo quirúrgico y alcohol en gel para reforzar las medidas de higiene de manos”, especifica el protocolo.

En tanto, para el personal de atención que ingresa a la habitación, deben usarse “las medidas habituales de precaución estándar, por contacto y por gotas, que consiste en higiene de manos, guantes, barbijo quirúrgico, camisolín, protección ocular o máscara facial”.

 

(Télam)