Coronavirus: por qué el sistema inmunológico de los niños responde mejor que el de los adultos

Según las estadísticas que se recopilaron alrededor del mundo durante la pandemia, los niños formaron parte del grupo con menos hospitalizaciones por complicaciones al contraer coronavirus. Incluso en los momentos en los cuales las terapias intensivas estaban en su máxima capacidad, las salas de pediatría no llegaban a colapsar.

Los datos recopilados por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos muestran que las personas menores de 18 años representaron menos del 2% de las hospitalizaciones debido al coronavirus. Existieron casos graves de niños con la enfermedad y se registraron poco más de 420 muertes en dicho país.

De todas maneras, esta tendencia no toma por sorpresa a los inmunólogos. La llegada del Covid-19 demostró que los niños son naturalmente mejores para controlar las infecciones virales.

“Siempre pensamos en los niños como fábricas de gérmenes”, explicó Dusan Bogunovic, inmunólogo de la Escuela de Medicina Icahn en Mount Sinai. “Pero no es porque su sistema inmunológico sea ineficaz; simplemente no tienen experiencia”, agregó.

Una reciente investigación reveló que la razón por la que los niños tienen mejor respuesta ante el Covid-19 podría radicar en la respuesta inmune innata, es decir, la reacción cruda pero rápida del cuerpo a los patógenos. Los investigadores creen que los menores parecen tener una respuesta innata que está “acelerada y lista para funcionar”.

Otra propuesta es que los niños podrían estar más expuestos a otros virus que causan el resfriado común y, por lo tanto, tener más anticuerpos. Sin embargo, la evidencia sugiere que los adultos también tienen esta inmunidad. Habiendo descartado en gran medida estas hipótesis, los investigadores se propusieron analizar si había algo específico en la respuesta inmune de los niños.

Durante un estudio, donde se comparó a 65 personas menores de 24 años con 60 personas mayores, encontraron que (en general) los pacientes más jóvenes (con síntomas más leves) producían niveles similares de anticuerpos pero tenían niveles reducidos de anticuerpos especializados y células relacionadas con la respuesta inmune adaptativa.

Por el contrario, los niños del estudio tenían niveles más altos de las proteínas que alertan al sistema inmunológico de la llegada de un patógeno. Estos probablemente fueron producidos por células que recubren las vías respiratorias y están involucradas en mediar la inmunidad innata.

Fuente 0291 y tn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.