Cuáles son los síntomas de la variante Delta de coronavirus

Los investigadores están examinando si esta causa signos diferentes de las variantes anteriores. Además de cómo lo experimentan las personas vacunadas y no vacunadas.

Los especialistas señalan que para saber si una persona se contagió con la variante Delta de Covid-19 hay que hacer una identificación respectiva con el estudio genómico. Ya se detectó en más de 100 países en todo el mundo y continúa propagándose rápidamente. La Argentina no es la excepción: se cree que se convertirá en la variante dominante en los próximos meses.

Por qué es tan particular la variante Delta

Fue identificada por primera vez en India en diciembre de 2020, y es producto de los cambios genéticos del virus que le permitieron una mayor transmisibilidad.

Los profesionales de la salud dicen que las vacunas no serán suficientes para detener la Delta en comunidades con altas tasas de transmisión. Donde ese sea el caso, sostienen que serán necesarias medidas adicionales para impedir su propagación.

Si bien la variante Delta se propaga con más facilidad y puede reducir la efectividad de las vacunas en algunos individuos, no causará síntomas que los expertos en COVID-19 aún no hayan identificado.

Cómo reconocer la variante Delta

La mayoría de las personas vacunadas que contraen la variante Delta de COVID-19 son asintomáticas o experimentan síntomas muy leves. Los síntomas señalados son tos seca, cansancio o fiebre en general. Los síntomas graves de esta variante pueden incluir dificultad para respirar, o dolor abdominal. También erupción cutánea, cambio en el color de los dedos, dolor de garganta, así como pérdida de olfato, diarrea, dolor de cabeza o secreción nasal, entre otros.

Estos síntomas no difieren demasiado de los que experimentan las personas completamente vacunadas si están transitando un caso de las cepas originales de coronavirus.

El Estudio de Síntomas de COVID, en Estados Unidos y Reino Unido, estuvo recopilando datos sobre los síntomas de millones de personas. Registrando los más comunes reportados por aquellos que contrajeron COVID y fueron completamente vacunados, parcialmente vacunados o no vacunados.

Según un video del estudio de uno de los investigadores principales, cuando los casos de la variante Delta estaba aumentando, casi el 74% de los contribuyentes completamente vacunados informó que cuando padecieron COVID, tenían secreción nasal.

El dolor de cabeza, estornudos, dolor de garganta y la pérdida del olfato completaron el resto de los cinco síntomas principales para las personas completamente vacunadas que contrajeron el SARS-CoV-2.

Fuente 0291 y 100

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.