Cuáles son los síntomas de la viruela del mono

La Organización Mundial de la Salud alertó por el origen de la afección y la posibilidad de su transmisión comunitaria. El virus afecta a varios países de Europa y a Estados Unidos desde mayo.

La viruela del mono es una enfermedad rara que afecta a varios países de Europa desde principios de mayo, entre ellos Portugal, Reino Unido, España. La mayoría de los casos se da en hombres jóvenes.

La Organización Mundial de la Salud alertó por el origen de la afección y la posibilidad de su transmisión comunitaria.

España y Portugal activaron alertas sanitarias nacionales para esta rara enfermedad que es poco contagiosa entre humanos, no tiene tratamiento y generalmente se cura sola. Suele durar de 2 a 4 semanas.

Los síntomas de la viruela del simio en seres humanos son similares a los síntomas de la viruela, aunque algo más leves. La infección puede dividirse en dos períodos:

El período de invasión (entre los días 0 y 5), donde los síntomas son fiebre, cefalea intensa, linfadenopatía (inflamación de los ganglios linfáticos), dolor lumbar, mialgias (dolores musculares) y astenia intensa (falta de energía).

El otro es el período de erupción cutánea (entre 1 y 3 días después del inicio de la fiebre), cuando aparecen las distintas fases del exantema, que por lo general afecta primero al rostro y luego se extiende al resto del cuerpo.

A qué prestar atención

Las zonas más afectadas son el rostro (en el 95% de los casos), las palmas de las manos y las plantas de los pies (en el 75% de los casos).

En estas zonas aparecen desde maculopápulas (lesiones de base plana) a vesículas (ampollas llenas de líquido), pústulas y las subsiguientes costras se produce en unos 10 días. Las costras pueden tardar hasta tres semanas en desaparecer.

Cómo se transmite la viruela del mono

El virus es transmitido a las personas por diversos animales salvajes, como roedores y primates, pero también se puede contagiar de persona a persona a través de secreciones infectadas de las vías respiratorias o lesiones cutáneas de una persona infectada, según la OMS.

Fuente 0291 y cadena3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.