Diputados aprobó un proyecto para construir cárceles en el Conurbano

La oposición logró incluir en el proyecto que sea consensuado con los intendentes la ubicación de las penitenciarías.

 

 

En la onceava sesión ordinaria del año, la Cámara de Diputados provincial aprobó el proyecto del ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, para expropiar terrenos en el Conurbano destinados a la construcción cárceles y alcaidías.

Si bien desde la oposición coincidieron en la necesidad de contar con nuevas unidades penitenciarias, pusieron resistencia respecto de los lugares donde se levantarían las mismas, por lo que incluyeron en el proyecto que debe ser consensuado con los intendentes la ubicación de cada unidad penitenciaria.

El texto contempla la construcción de dos unidades penitenciarias con capacidad de mil plazas cada una y diez alcaidías para 300 reclusos en cada dependencia. Las construcciones se levantarán en los municipios de Quilmes, Merlo, Moreno, La Matanza y Tigre.

Según explicó el propio Ministro, la decisión de que las cárceles se concentren en el Gran Buenos Aires, en un corredor entre la General Paz y Ruta 6, responde a que cerca del 70% de los detenidos son residentes del Conurbano.

Asimismo, tener alcaidías de esas características en los distritos permitirá sacar a los detenidos de las comisarías ya que el gran objetivo es no tener ningún recluso en ese tipo de dependencias como sucede actualmente, producto de la sobrepoblación.

Este proyecto se enmarca dentro del marco del Plan de Infraestructura Penitenciaria y el gobierno bonaerense tendrá el plazo de 10 años para avanzar con las diferentes obras. Además, según destacó el funcionario de Axel Kicillof, se puso en marcha la construcción de 15 hospitales penitenciarios.

 

 

Por último, el diputado oficialista Jorge D’Onofrio destacó el proyecto de ley y repasó importantes puntos a trabajar con los internos para ayudar  abajar los altos índices de reincidencia como la educación, la formación laboral, la documentación y la ayuda post salida de la cárcel.

Hoy la Provincia, con la capacidad adaptada tiene un faltante de 20 mil plazas. Se fueron adaptando talleres para recibir internos, incluso hay algunos en sectores destinados a duchas, de esta manera no se puede continuar. Con este proyecto hacemos política de Estado”, detalló el diputado massista.

En ese orden, el legislador de Pilar y experto en seguridad destacó que “lo más importante que plantean Kicillof y Alak tiene que ver con una decisión de política criminal, esto no es poner más patrulleros sino evaluar el origen del delito y cómo tratamos a quienes fueron condenados dentro del servicio penitenciario, tenemos que hacer más cárceles para tener menos presos y más seguridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *