El amor de dos abuelos que vencieron al coronavirus

Esto fue lo que le pasó a una tierna pareja de ancianos que llevan casados hace 70 años y que tuvo que separarse por primera vez debido al coronavirus.

Jean de 89 años y Walter de 91, ambos de Nueva York (EE.UU), siempre gozaron de buena salud hasta el año pasado, cuando Jean empezó a mostrar signos de demencia y se rompió la pelvis después de una caída.

Debido a esto, la mujer tuvo que ser llevada a un centro geriátrico. Esto, sin embargo, no le impidió a su marido el visitarla todos los días.

A pesar de todo, Jean y Walter lograban permanecer unidos y verse todos los días. Eso, hasta que la pandemia provocada por el coronavirus los obligó a separarse sin saber si se volverían a ver.

Jean lloraba preguntando por él, quien llevaba tiempo en no ir a visitarla y ella no comprender bien lo que ocurría. Al tiempo Walter se cayó y sufrió una hemorragia cerebral.

Fue ahí cuando la familia intentó inmediatamente ingresar al anciano al mismo geriátrico que su mujer, sin embargo, desde la admisión aseguraron que no podían dejar entrar a nadie, porque habían personas con COVID al interior.

Sus hijas, temiendo que sus padres podrían llegar a morir separados, decidieron redactar una carta asegurando que estaban conscientes de la situación y que el entrar al geriátrico era un riesgo que su padre quería correr.

Tenemos miedo de que perdamos uno de ellos y nunca se hayan vuelto a ver; ¿hay algo que puedan hacer? Estamos dispuesto a correr el riesgo», redactaron en la carta.

Desde el centro se comunicaron inmediatamente para decirles: “Queremos hacer esto por ustedes”.

Finalmente el hombre pudo mudarse al geriátrico con el emotivo reencuentro.

En el registro se ve cómo ambos se tomaron de las manos, lloraron, se abrazaron y se besaron. «Te extrañé tanto», le dijo la mujer a su esposo cuando logró hablar con él.

«Oh cariño, estoy tan feliz de verte», agregó Jean, mientras Walter la abrazaba y besaba y le recordaba que había pasado 70 años con ella y que nunca la dejaría sola.

El emotivo reencuentro de estos abuelitos se volvió viral de inmediato, con decenas de miles de personas celebrando el amor de Walter y Jean y agradeciendo que pudieron reunirse a pesar de la terrible enfermedad que los rodea.