El enojo de Nico Occhiato porque su abuelo estuvo horas para cobrar la jubilación

En medio de la cuarentena por el coronavirus, este viernes los bancos abrieron sus puertas para que los jubilados y beneficiarios de planes sociales que no tienen tarjeta de débito puedan pudieran sus haberes. Varios abuelos pasaron la noche a la intemperie, con temperaturas muy bajas, esperando conseguir un lugar para cuando se abrieran las puertas. El resultado fue un verdadero caos sin control, por la falta de logística adecuada.

Además, muchas personas mayores confesaron que tenían frío, hambre, la necesidad de ir a un baño. Incluso, una abuela llegó al lugar con una máscara improvisada, hecha con una botella de plástico.

 

En el medio del conflicto y el tumulto, Victorio Occhiato, el abuelo de Nicolás, el último campeón del Bailando, esperando percibir su jubilación en medio del caos generalizado. Cerca de la puerta de entrada, se lo vio molesto por lo que estaba atravesando, conversando con sus ocasionales compañeros de fila.

A raíz de las imágenes de su abuelo, Nico utilizó sus redes sociales para referirse al tema. “Me enfurece y me pone triste. Todo el que tenga un familiar mayor debe saber lo difícil que es hacérselos entender que no tienen que salir… En nuestro caso, hasta nos mienten. Por eso todo el tiempo estamos en contacto con ellos, mi hermano, mi mamá, que hacen las compras y se las dejan en la puerta. Yo los llamo todo el tiempo y, por ejemplo, nos habían dicho que no iban a ir al banco, pero nos mienten… Y en algunos casos se nos hace incontrolable. Son personas grandes que no entienden la gravedad de la situación. No habló con el cronista porque estaba ahí sin avisarnos”, fueron las palabras que Occhiato volcó en Instagram.