El estudio preliminar determinó que Lucas González murió por un disparo en la cabeza

El informe preliminar de la autopsia confirmó que el joven de 17 años murió de un balazo en la cabeza que le causó una hemorragia interna.

El estudio se realizó en Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense de la calle Viomonte. La familia espera que le entreguen el cuerpo para poder despedirlo. 

Lucas González, el joven de 17 años que fue baleado por tres efectivos de la Policía de la Ciudad, recibió un disparo en la cabeza que le quitó la vida.

Así lo confirmó el resultado preliminar de la autopsia ordenada por el fiscal Leonel Gómez Barbella, titular de la Fiscalía N°32.

Además, se reveló que la causal de la muerte fue la lesión el proyectil que le ingresó en el cráneo y le causó una hemorragia interna. 

El estudio forense se realizó en la en Morgue Judicial del Cuerpo Médico Forense de la calle Viamonte por los doctores Alejandro Rullan Corna y Patricia Gomez, donde determinaron una “lesión por proyectil de arma de fuego en cráneo” además de “hemorragia meningoencefálica”.

Mientras tanto, se espera que tras el estudio, el cuerpo de Lucas sea entregado a la familia para que puedan el velar a su hijo, en una cochería en Florencio Varela que ya fue confirmada para realizar el sepelio.

Fuente 0291 e infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.