El Gobierno evalúa un bono de fin de año para beneficiarios de programas sociales

Apuntarán a un millón de inscriptos en el plan Potenciar Trabajo. Los movimientos sociales buscan que los montos extra alcancen a la Asignación Universal por Hijo.

Preocupado por las tensiones que provocan una inflación que no cede y la proximidad de un verano seguramente caliente, que además marcará el vigésimo aniversario de la explosión que a fines de 2001 se llevó puesto al gobierno aliancista de Fernando de la Rúa, el Gobierno estudia el cómo y el cuánto de una ayuda social que contribuya a descomprimir tensiones.

Los principales “candidatos” son los habituales: un bono o ayuda extra de fin de año para los perceptores de planes sociales y un refuerzo para los jubilados de las escalas más bajas. Esa ayuda, claro, se ceñirá a la necesidad de limitar el déficit fiscal y la emisión monetaria, que alimenta una inflación que, a su vez, debe sofocar.

Según fuentes oficiales y de movimientos sociales consultadas por Infobae, la opción más avanzada es la de otorgar un refuerzo a quienes están inscriptos en el plan Potenciar Trabajo, un programa que alcanza a aproximadamente 1 millón de personas y en el que el Estado paga medio salario mínimo por una jornada de cuatro horas de trabajo en proyectos productivos, comunitarios, laborales y la finalización de estudios, para personas que se encuentren en situación de vulnerabilidad social y económica, según la definición oficial.

Desde los movimientos sociales afirmaron que también pedirán ante el Poder Ejecutivo un refuerzo de otros programas de alcance mayor, como la Asignación Universal por Hijo. La AUH ya había tenido en 2021 un bono extra de $15.000 en abril por el endurecimiento de las medidas de aislamiento social que dispuso el Gobierno en momentos de un rebrote de contagios de coronavirus. Desde el Ministerio de Desarrollo Social no confirmaron si a fin de año habrá algún pago extra

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.