El periodista Jaime Rosemberg presentará su libro en Bahía Blanca

Mario Abel Amaya: entre Tosco y Alfonsín‘, relata la vida del perseguido dirigente radical y el próximo viernes 8 de julio, lo presentará en nuestra ciudad.

El periodista Jaime Rosemberg dio un adelanto a 0291 sobre su libro, que escribió en Trelew, y dijo que «Amaya tuvo una vida corta pero muy interesante, murió a los 41 años. Defensor de valores y principios democráticos, ya que no creía en la lucha armada para resolver conflictos».

Lo definió como «un abogado de presos políticos, lo cual le trajo muchos problemas porque defendía a considerados ‘guerrilleros’ por los gobiernos militares, como por ejemplo a Agustín Tosco, líder de los metalúrgicos y mantuvo una relación estrecha con la familia Santucho, precisamente con Mario Roberto Santucho, comandante del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP)».

Según cuenta Rosemberg, Amaya, hijo de maestros, fue diputado nacional en el período del ’73 al ’76 y se vinculó con el radicalismo y Alfonsín a finales de los años 60. Hoy se lo considera uno de los precursores del Alfonsinismo en Chubut. «Es uno de los mártires asesinados por dictadura argentina«, dice.

En cuanto a la presentación del libro, será el próximo viernes 8 de julio a las 20 horas en la Casa de la Cultura, ubicada en Avenida Alem 925. «Estuve en Tucumán a principios del mes de junio, en donde Amaya terminó su titulo de Derecho y me encantó la idea de ir a Bahía Blanca porque justamente tiene que ver con el libro y, de alguna manera, voy cerrando el círculo de su vida», mencionó el periodista.

Y remarcó que «una de las detenciones ilegales que sufrió Amaya fue allí, incluso llevó días desaparecido junto a Hipólito Yrigoyen en Bahía Blanca».

Después del golpe del ’76 y habiendo perdido sus fueros, «persiguen y detienen a Mario Abel Amaya donde fue trasladado a la Cárcel de Devoto. Muere de una manera terrible en la enfermería, con muchas torturas, hasta que deciden sacarle el ventolín y sus elementos que tenía contra el asma, y ahí fallece a sus 41 años», finaliza en su relato a este medio Jaime Rosemberg.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.