Emotivo testimonio de la enfermera dada de alta: “Lo primero que me dolió al tener el diagnóstico fue no poder continuar ayudando a mi gente”

Elba Mansilla, la enfermera puntaltense afectada por el coronavirus que estuvo internada en el Hospital Penna, relató cómo fue atravesar el duro proceso de la enfermedad.

En diálogo con el programa radial La Mesa Dominguera (emitido por La Brújula 24), Elba compartió su experiencia y remarcó algunos conceptos importantes de las implicancias que tiene el Covid-19 en nuestra sociedad.

“En mi caso, fue bastante súbito la aparición de síntomas. Estaba lo más bien durante la mañana y comencé con cefalea. Me acosté pensando que era de cansancio y estrés, pero cuando me levanté empecé con un episodio de fiebre, dolor muscular y articular” comentó la enfermera.

“Después de varios días de internación y de estar asintomática me dieron el alta hospitalaria. En este momento me encuentro en mi casa en Punta Alta haciendo el aislamiento social que corresponde” señaló.

Elba actualmente está bajo tratamiento medicamentoso vía oral y una vez finalizado continuará con el seguimiento médico telefónico, a la espera de repetir nuevamente el hisopado para confirmar la negatividad.

Respecto a la emocionante despedida que recibió por parte de sus compañeros de trabajo al ser dada de alta, imágenes que trascendieron en un video, Elba expresó “no me alcanza para poder agradecerles a todos. Yo trabajé durante 10 años en el área crítica. Me atendieron todos mis compañeros y amigos también. Estoy super orgullosa y con plena confianza de que estaba teniendo la mejor atención posible”.

Por otra parte, la enfermera se dirigió a aquellos que cuestionan al trabajadores de la salud, lamentándose por el desprecio que muchas veces reciben, injustamente, los que se encuentran en la primera línea de batalla.

“El personal de salud de distintas disciplinas y ocupaciones, estamos haciendo un esfuerzo muy grande desde que todo esto comenzó. La realidad es que, si bien el contexto es difícil, porque no nos podemos alejar de la situación social y económica del país, los distintos profesionales damos lo mejor que tenemos para poder brindar la mejor calidad de cuidado a la población” enfatizó.

Resulta doloroso e ingrato que la gente muchas veces nos culpabilice por esta situación. Tienen que saber que ningún profesional de la salud se enferma porque quiere y muchísimo menos está dispuesto a exponer a su propia familia”, puntualizó.

Finalmente, a modo de reflexión, Mansilla le dejó un claro mensaje a la comunidad: “Por favor que la población no se relaje, si bien entiendo que la realidad económica y social obliga a muchas familias a tener que salir, a buscar el sustento económico, no podemos perder de vista que esto todavía no terminó. El riesgo es muy grande, sobre todo pensando en aquella población de mayor riesgo”.

En esta misma línea, agregó “nuestro sistema de salud viene atravesando hace varios años muchísimas dificultades que hoy en día se evidencian y que, si la población no nos ayuda en la prevención de esta enfermedad, el sistema puede saturar y eso sería una catástrofe”.

Audio de la nota completa:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *